Lunes, 24 de Noviembre de 2008

Los adoptados en Castilla y León, los primeros de España en poder localizar a su familia biológica

EFE ·24/11/2008 - 15:15h

EFE - El consejero de Familia e Igualdad de Oportunidades de la Junta de Castilla y León, César Antón (i), entrega al responsable del Grupo Menores (GRUME) del Cuerpo Nacional de Policía de Valladolid, Manuel Andrés Merino, el Premio Derechos de la Infancia con motivo del Día Internacional de los Derechos del Niño.

Los adoptados en Castilla y León serán, a partir de mañana, los primeros de España en poder ejercer su derecho a, cuando sean mayores de edad, poder conocer sus orígenes y localizar y encontrarse con su familia biológica.

Así lo posibilitará la orden de la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades que hoy publica el Boletín Oficial de la Junta de Castilla y León, que supone el último paso para que los adoptados puedan ejercer un derecho reconocido en una ley regional de 2002.

El consejero de Familia e Igualdad de Oportunidades, César Antón, ha explicado hoy a los periodistas que la orden regula los servicios de asesoramiento y mediación para que el derecho pueda ejercerse plenamente.

Hasta la fecha, y desde que en mayo de 2005 se regularon los procedimientos administrativos y las actuaciones complementarias en relación a la adopción de menores, la Junta ha atendido seis casos de personas que querían conocer sus orígenes.

La orden, que entra en vigor mañana, establece el perfil y los requisitos de los profesionales y entidades que ofrecerán a los adoptados los servicios de localización de la familia biológica y el encuentro con ella.

Establece dos servicios, el de asesoramiento y el de mediación para los adoptados nacionales, mientras que para los internacionales se aplicará sólo el primero dada la pluralidad y diversidad de marcos normativos de los países de procedencia.

En cuanto a los profesionales que podrán ofrecer estos servicios, la orden establece que deberán tener formación universitaria en Psicología, Pedagogía o Trabajo Social, o de Derecho en el caso de asesoramiento, con una formación y experiencia en el ramo de al menos tres años.

La Junta de Castilla y León lleva dos décadas tramitando adopciones por lo que las primeras personas adoptadas alcanzan la mayoría de edad y con ella el interés por sus orígenes.