Lunes, 24 de Noviembre de 2008

Txeroki, procesado por el atentado de la T4 en plena tregua

Primera acusación contra el jefe de ETA tras su arresto, aunque tiene 22 causas en la Audiencia Nacional

ÁNGELES VÁZQUEZ ·24/11/2008 - 13:31h

El etarra 'Txeroki'. AFP

El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz ha sido el primero en procesar al jefe militar de ETA Mikel Garikoitz Aspiazu, Txeroki, tras su arresto en Francia el pasado día 17. No es que sea algo nuevo para el dirigente etarra, porque sólo en España acumula 22 causas, pero en esta ocasión su orden de hacer explotar en diciembre de 2006 una furgoneta-bomba en la T4 del aeropuerto de Barajas (Madrid) supuso la muerte de dos personas y el fin en la práctica de la tregua que la banda terrorista mantenía.

El auto de procesamiento considera a Txeroki y Joseba Aranibar -también detenido en Francia- autores de dos asesinatos, 68 lesiones, estragos, detención ilegal y robo con violencia de la furgoneta utilizada para cometer el atentado. A los miembros del comando Elurra, Mikel San Sebastián, Martin Sarasola e Igor Portu, les acusa de los asesinatos, las lesiones y los estragos, ya que fueron los que colocaron la furgoneta-bomba en el aeropuerto. Los tres comparecerán ante el juez el 4 de diciembre.

Dos citas para el encargo

El auto explica que Txeroki y el líder del Elurra, Aranibar, mantuvieron una reunión en el valle de Baztán con los miembros del comando en la que se les encargó el atentado. San Sebastián, Sarasola y Portu viajaron dos veces a Madrid para comprobar el itinerario a seguir, y volvieron a reunirse con el dirigente etarra.

En esta segunda cita, Txeroki les indicó cómo y cuándo debían recoger la furgoneta con la que perpetrarían el atentado. Tres miembros de ETA abordaron el 27 de diciembre de 2006 al conductor de un vehículo de las características exigidas y le mantuvieron retenido hasta el día 30.

La furgoneta-bomba fue conducida a Madrid el día anterior. En las proximidades de la T4, Sarasola se puso una peluca, una gorra y una máscara protectora. También llevaba una maleta con ruedas y una muleta.

Portu dio el aviso a las 7.55 horas del día 30 a la DYA de San Sebastián y a continuación a los bomberos del centro de Madrid. La bomba hizo explosión a las nueve de la mañana. Murieron Carlos Alonso Palate y Diego Armando Estacio, que se encontraban en dos vehículos estacionados en la terminal.

El juez precisa que la declaración policial prestada por Sarasola -que denunció torturas- no ha sido desmentida judicialmente y enumera todas la pruebas que corroboran sus palabras, como el coche que alquilaron para viajar a Madrid.