Sábado, 22 de Noviembre de 2008

Aubry se convierte en la nueva secretaria del Partido Socialista

La ex ministra se impone Ségolène Royal en una noche marcada por la tensión. El PS aseguró horas antes que no ofrecería datos oficiales debido a que los resultados eran "extremadamente ajustados"

AGENCIAS ·22/11/2008 - 09:09h

La alcaldesa de Lille, Martine Aubry, se alzó con la victoria en las elecciones internas del Partido Socialista (PS) francés, con el 50,02% de los votos frente al 49,98% de la ex candidata presidencial Ségolène Royal, quien exige una nueva votación.

Ese 0,4% de diferencia entre las dos aspirantes a dirigir el partido se traduce en tan solo 42 votos de los 134.784 emitidos, de acuerdo con las cifras oficiales difundidas hacia las 06.00 horas de hoy (05.00 GMT).

De ahí que los royalistas hayan protestado y reclamado una tercera votación para el próximo jueves, lo que ha llevado al primer secretario saliente del partido y ex pareja sentimental de Royal, François Hollande, a convocar, previsiblemente para el próximo miércoles, al Consejo Nacional socialista, el organismo que deberá validar los resultados.

Ségolène Royal ha dejado claro que no piensa dejarse ganar con unos resultados, a su juicio, totalmente "discutibles", mientras que su rival, la alcaldesa y ex ministra advirtió de que "no tiene razón de ser" una nueva votación, simplemente por el hecho de que a algunos no les guste lo que ha pasado.

El proceso electoral no ha disipado la crisis interna que desde hace tiempo planea sobre el partido, tal y como recogen hoy los principales diarios franceses en sus portadas.

"El Partido Socialista cortado en dos", titula Le Figaro, mientras que el diario Libération indica que ha llegado la hora de que el PS se ponga a trabajar para convertirse en una auténtica oposición.

Victoria muy ajustada

A pesar de que la dirección del PS había asegurado horas antes de que no ofrecería datos oficiales debido a que los resultados eran "extremadamente ajustados", finalmente hizo público un comunicado que revela que la alcaldesa de Lille obtuvo el 50,02% de los votos de los militantes socialistas frente a los 49,98 que se decantaron por Royal.

Horas antes, eran los partidarios de Aubry los que cantaban victoria a falta de conocer los resultados finales en todas las federaciones del partido, algo que molestó enormemente a Royal, y sus seguidores. La propia candidata manifestó que no iba a renunciar hasta el final y consideró como "muy grave" la reacción de su contrincante por declarase ganadora antes de conocer los resultados. Su brazo derecho, Manuel Valls, llegó incluso a cuestionar los resultados de Aubry en la federación Norte.

En cualquier caso, la estrecha victoria de la ex ministra gala provoca una situación muy incómoda en un partido desgarrado por las divisiones internas que ha sido incapaz de unirse para presentar a la militancia una candidatura con posibilidades de prosperar cómodamente.

Por su parte, el actual secretario del Partido Socialista, François Hollande, convocó un Consejo nacional, ya que, al parecer es éste el que debe validar los resultados, según indicó una fuente próxima a la dirección.

Tan sólo 134.784 de los 233.000 afiliados socialistas han participado en los comicios internos, a pesar de la trascendencia de estas votaciones, ya que en esta ocasión el vencedor será probablemente también candidato del PS a los comicios presidenciales de 2012.