Viernes, 21 de Noviembre de 2008

Sacyr hace pleno con la venta inminente de Itínere

A. M. V. / S. R. A. ·21/11/2008 - 23:05h

Vender a la vez el 20% de Repsol y el 91% de la concesionaria de infraestructuras Itínere arreglaría la vida a la constructora Sacyr Vallehermoso. La empresa que preside Luis del Rivero busca lograr una carambola cerrando la venta de Itínere al fondo de infraestructuras del banco Citi este mismo fin de semana, según fuentes del sector.

La salida de la petrolera por sí sola “no arregla la falta de liquidez que tiene Sacyr”, señala Juan Moreno, analista de Venture Capital. Pero sí la desinversión en la filial de autopistas, con la que Sacyr conseguiría, en principio, más de 2.000 millones de euros y se desharía de una deuda de 5.013 millones que llevan aparejada las más de 40 concesiones, principalmente de autopistas, con que cuenta Itínere.

Sin la deuda de Repsol y de la concesionaria, Sacyr reduciría su endeudamiento casi a la mitad, desde 18.550 millones hasta 10.155 millones, todo un alivio para la asfixiada constructora.

En esta negociación, que estaba a punto de caramelo hace una semana, La Caixa habría maniobrado para acompasar los tiempos y adaptarlos a la prioritaria venta de Repsol, en la que tiene un 12,7%, según diversas fuentes conocedoras de la operación. El arma que habría utilizado la caja es la empresa de infraestructuras Abertis, que comparte con la constructora ACS, presidida por Florentino Pérez. Abertis ha negociado un pacto con Citi para comprarle tres autopistas de Itínere: dos chilenas y Autopista Vasco-Aragonesa.  La italiana Atlantia también tiene pacto de recompra.