Viernes, 21 de Noviembre de 2008

Sacyr, Criteria y Repsol se disparan en bolsa

La constructora acumula un alza del 30% en dos días. La cotización de la compañía petrolera resurge en Nueva York

PÚBLICO ·21/11/2008 - 22:12h

Todos ganan. Al menos eso es lo que reflejaron este viernes las bolsas en su respuesta a la confirmación de las avanzadas negociaciones para la venta parcial de Repsol a la petrolera rusa Lukoil. El principal beneficiario de la noticia fue Sacyr, que subió un 15,35% y acumula en las dos últimas sesiones (desde que saltó la noticia del interés de Lukoil) unas ganancias del 30,6%.

Tan espectacular subida evidencia el alivio de los inversores ante lo que se interpreta como un salvavidas para la compañía constructora, que está ahogada por sus deudas. Sin embargo, la mejora no compensa el fortísimo castigo bursátil que ha sufrido Sacyr en los últimos meses. En lo que va de 2008, sus pérdidas acumuladas son todavía del 65,8%, lo que deja su valor bursátil en 2.589 millones de euros. La constructora llegó a valer más de 15.000 millones.

Criteria, por su parte, se anotó una subida del 8,15%. El hólding de participaciones de La Caixa arrancó la sesión suspendido por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), una decisión que suele tomarse para evitar manipulaciones de la acción que sin embargo el supervisor no adoptó con Sacyr.

Por la mañana, La Caixa reconoció en un hecho relevante remitido a la CNMV su disposición a vender a Lukoil parte del paquete accionarial que mantiene en Repsol a través de Criteria (12,5%) si la petrolera rusa alcanza un acuerdo con Sacyr para comprarle el 20% que posee en la energética española y si logra financiar la operación.

Avance discreto

Los avances en Repsol fueron mucho más discretos que los de la caja y la constructora, al menos en la bolsa de Madrid. Subió un 2,28%, hasta 13,91 euros, prácticamente la mitad del precio que se baraja que pagará Lukoil (unos 27 euros).

Mucho más espectacular fue su avance en Nueva York, una vez que los medios financieros internacionales daban mayor credibilidad a la operación. En el último tramo de la sesión en Wall Street, Repsol subía más de un 14%, su mayor repunte desde abril, cuando se conoció el hallazgo de un gigantesco pozo de petróleo en Brasil en el que participa la petrolera.

El avance se produjo a pesar de que se interpreta que los accionistas minoritarios de la petrolera no van a sacar tajada, dado que el objetivo de Lukoil es quedarse en el umbral del 30%, evitando así lanzar una oferta pública de adquisición (opa) por la totalidad del capital.

Sin embargo, el mercado cree que la salida de Sacyr puede acabar con la inestabilidad en el capital de la constructora, cuya cotización (como la del resto de petroleras) se ha visto además lastrada por el pinchazo del precio del crudo desde julio, cuando alcanzó su máximo histórico.