Viernes, 21 de Noviembre de 2008

Argentina interviene Aerolíneas para expropiarla

Marsans irá al arbitraje internacional y pedirá 800 millones si no hay pacto

EFE / S. R. A. ·21/11/2008 - 21:57h

La Justicia argentina intervino ayer Aerolíneas Argentinas, controlada por el grupo turístico español Marsans, a solicitud del gobierno de Cristina Fernández para “garantizar el normal funcionamiento” de la compañía, según el secretario argentino de Transportes, Ricardo Jaime. Marsans, propiedad de Gonzalo Pascual y Gerardo Díaz-Ferrán, advirtió ayer que acudirá al Centro Internacional de Arbitraje de Disputas de Inversiones (CIADI), tribunal dependiente del Banco Mundial, si en una semana no hay acuerdo. El grupo pedirá hasta 1.000 millones de dólares (798 millones de euros) por el valor real de la aerolínea, según la compañía.

Así lo explicó a Público ayer Vicente Muñoz, director corporativo de la empresa española, que calificó de “expolio” y “confiscación” la maniobra, que ven dirigida por el Gobierno argentino. “Quieren vestir de legalidad algo que es ilegal”, añadió. Desde el 17 de julio, el Ejecutivo argentino y Marsans negocian un precio por Aerolíneas que, para la presidenta del país austral, es cero y, para la empresa española, va de 330 a 546 millones de dólares ( de 260 a 431 millones de euros).

La medida judicial adoptada ayer es un paso previo a la expropiación. El juez ha nombrado interventor judicial para vigilar la compañía a un funcionario del Ministerio de Planificación y, además, pide a Aerolíneas una tutela cautelar de no innovar y mantener el consejo. Marsans interpreta esta última medida como una demostración de poder para que la empresa española, con mayoría absoluta en el consejo, no pueda hacer cambios. Según el secretario de Transportes, se mantendrá como gerente general a Julio Alak.

Fuentes de la Secretaría de Transportes apuntaron que, en los próximos días, el Gobierno dará pasos para impulsar la capitalización de la compañía por considerar que, con las cantidades aportadas hasta ahora (unos 222 millones de dólares, 175 millones de euros), puede distribuir las acciones y hacerse con el control de la aerolínea sin llegar a la expropiación.

La decisión judicial se produjo después de que el día antes Marsans enviara una carta a la presidenta argentina en la que advertía de que, si no se llega a un acuerdo “amistoso” en el plazo de una semana, demandará al Estado argentino ante el CIADI.

Pendientes de la ley

El grupo español resolvió acudir al CIADI después de que una comisión parlamentaria recomendara el martes al Congreso una ley para expropiar Aerolíneas y su filial, Austral. Si se aprueba esa ley, Aerolíneas será expropiada, lo que indigna a Marsans.

“Es ilegal aun con una ley, por eso acudiríamos al CIADI”, señala Vicente Muñoz, que acusa al Gobierno argentino de “querer llevar a la quiebra la empresa desde 2005”. Añade que el Ejecutivo español “nos apoya, pero tiene enfrente al Gobierno de los Kirchner, que hace lo que quiere”.

 

El Senado aprueba nacionalizar los fondos de pensión

El Senado argentino, de mayoría oficialista, aprobó ayer por una contundente mayoría (46 votos a favor, 18 en contra y una abstención) el proyecto de ley de nacionalización de los fondos privados de pensiones, tras un debate que se prolongó durante doce horas. La reforma supone el traspaso al Estado de los millonarios recursos que desde hace 14 años están en las carteras de las Administradoras de Fondos de Jubilación y Pensión (AFJP). La ley pone fin al sistema de jubilación por capitalización creado en 1994 y permite el traspaso a la Administración de unos 78.000 millones de pesos (18.730 millones de dólares) aportados por millones de trabajadores argentinos.