Viernes, 21 de Noviembre de 2008

La Justicia interviene Aerolíneas Argentinas a petición del gobierno de Cristina Fernández

El secretario de Transporte argentino ha afirmado que esta medida pretende "garantizar el normal funcionamiento" de la compañía

PÚBLICO.ES/EFE ·21/11/2008 - 17:37h

EFE - Vista de la fachada de las oficinas centrales de Aerolíneas Argentinas en el centro de Buenos Aires.

La Justicia argentina resolvió hoy intervenir Aerolíneas Argentinas, controlada por el grupo español Marsans, a solicitud del gobierno de Cristina Fernández para "garantizar el normal funcionamiento" de la compañía, según el secretario argentino de Transportes, Ricardo Jaime.

Jaime, que se presentó hoy en la sede corporativa de la línea aérea, en Buenos Aires, para notificar de la medida judicial a la empresa, explicó que la intervención judicial fue adoptada a petición de la Secretaría de Transportes.

En los próximos días, el Gobierno dará pasos para impulsar la capitalización de la compañía

Según el ministro argentino, la medida se decidió para garantizar "el normal funcionamiento" y la capitalización de la aerolínea y después de la reunión del directorio de Marsans celebrada el pasado martes en la que el grupo español quiso nombrar gerente adjunto a uno de sus directivos, Jorge Molina, con las mismas capacidades que el gerente general, Julio Alak.

Jaime señaló que, tras la intervención, Alak se mantiene como gerente general y se ha designado al funcionario de la Secretaría de Transportes José Luis Perrone como veedor para observar por el correcto funcionamiento de la empresa.

Fuentes de la Secretaría de Transportes apuntaron que en los próximos días, el Gobierno dará pasos para impulsar la capitalización de la compañía por considerar que con las cantidades aportadas hasta ahora -unos 222 millones de dólares- puede distribuir las acciones y hacerse con el control de la aerolínea sin llegar a una expropiación.

Un acuerdo "amistoso" 

La decisión judicial se conoce horas después de que el grupo español enviara una carta a la presidenta argentina, Cristina Fernández, en la que advertía de que si no se llegaba a un acuerdo "amistoso" en el plazo de una semana por la controversia en torno a Aerolíneas, demandaría al Estado argentino ante el Centro Internaional de Arbitraje de Disputas de Inversiones (CIADI), tribunal dependiente del Banco Mundial.

Marsans tomó la decisión luego de que una comisión parlamentaria recomendara el martes pasado a las cámaras del Legislativo debatir una ley para expropiar Aerolíneas y su subsidiaria Austral en vistas al fracaso de las negociaciones para que el traspaso de esas firmas al Estado argentino se hiciera mediante una compraventa.

Una empresa creada en 1950

Creada en 1950, Aerolíneas Argentinas fue privatizada en 1990 y vendida a Iberia, que ocho años más tarde cedió la gestión a la aerolínea estadounidense American Airlines.

La operación de la compañía pasó en 2000 a la Sociedad Española de Participaciones Industriales (SEPI), que en octubre de 2001 traspasó Aerolíneas al grupo privado español Marsans en medio de la crisis financiera de la firma por millonarias pérdidas acumuldas.

A finales de 2006, Argentina elevó su participación al 5%

Bajo la gestión de Marsans, la compañía revirtió sus resultados negativos, pero volvió a registrar pérdidas a partir de 2005, con el agravamiento paulatino de las variables financieras y de servicio, en medio de una seguidilla de conflictos con los sindicatos que representan a los empleados de la compañía y de sus subsidiarias.

A finales de 2006 el Estado argentino elevó su participación en la empresa al 5%.

El pasado 8 de julio Marsans anunció al gobierno argentino que no seguiría pagando los salarios de sus trabajadores, lo que desencadenó el proceso que ha derivado en la intervención judicial.

Noticias Relacionadas