Jueves, 20 de Noviembre de 2008

Wall Street se desploma por la crisis de la automoción

La bolsa neoyorquina cierra con una fuerte caída del 5,53%

AGENCIAS/PÚBLICO.ES ·20/11/2008 - 22:18h

Por segundo día consecutivo, el pánico se apoderó de los inversores y Wall Street se desplomó. A última hora de la tarde se dio a conocer que no había acuerdo para lanzar un plan de rescate destinado a la industria del automóvil, tal como demandaban los tres principales fabricantes, y eso remató a la bolsa: el Dow Jones perdió un 5,56% y el S&P 500, que cayó a niveles de 1997, se dejó un 6,71%. Con el petróleo por debajo de 50 dólares, las energéticas sufrieron grandes recortes y, junto a Citigroup y JPMorgan, lastraron a todo el parqué.

El día empezó mal, y acabo peor. Primero se hizo público el grave deterioro del mercado laboral: las peticiones semanales de subsidios de desempleo han alcanzado su nivel más alto desde 1992. A eso se unieron las malas perspectivas del sector financiero y el pesimismo derivado de la situación automovilística, de manera que Wall Street abrió con pérdidas en torno al 2%.

A media sesión remontó el vuelo, con la esperanza de que se diera luz verde a las ayudas para la automoción, y General Motors llegó a repuntar un 43%, pero la negativa del Congreso tumbó a la bolsa.

Europa, teñida de rojo

En España también hubo momentos de histeria, que se tradujeron en recortes cercanos al 5%. El batacazo que Wall Street registró el miércoles y la fuerte caída de las bolsas asiáticas tiñeron de rojo la bolsa desde el comienzo, y la situación empeoró por la publicación de estadísticas desfavorables en Estados Unidos. Al final, el parqué español se dejó un 2,72% y perdió la cota psicológica de los 8.000 puntos. Santander y BBVA fueron, una vez más, los culpables, con descensos del 5,55% y 3,49%. En el lado de las ganancias destacó la revalorización de Sacyr (+13,23%), por el interés de Lukoil en comprar el 20% que tiene en Repsol.

Preso de una volatilidad extrema, el Ibex ha cedido un 47,38% desde enero. Está en zona de mínimos anuales, y la recesión mundial hace temer que se desplomará más.

El panorama de los mercados europeos es similar, y ayer también acabaron con retrocesos cercanos al 3%, a la vista de que la crisis económica se recrudece día a día.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad