Jueves, 20 de Noviembre de 2008

Pachá Valencia suspende la fiesta en la que iba a sortear una operación de pecho

La polémica creada por la operación de aumento de pecho dejó "flipando" al gerente de la discoteca 

AGENCIAS ·20/11/2008 - 11:02h

La discoteca valenciana Pachá ha decidido suspender la fiesta que había anunciado para el próximo viernes 5 de diciembre en la que pretendía sortear una operación de aumento de pecho valorada en 4.500 euros.

El local ha informado, a través de un comunicado, que queda cancelada esta fiesta debido a la "polémica" desatada por este sorteo, sobre el que el Ayuntamiento de Valencia, la Generalitat y el Ministerio de Sanidad iban a actuar de oficio para estudiar la posibilidad de imponer algún tipo de sanción.

"Desde Pachá Valencia queremos hacer llegar nuestra disculpa a todas la personas o instituciones que se hayan podido sentir ofendidas con la iniciativa y transmitirles que en ningún momento era nuestra intención faltar al respeto a nadie", ha señalado el gerente del local, Carlos Monsell.

Cancela la fiesta debido a la "polémica" desatada por el sorteo 

Monsell ha recordado que la operación de aumento de mamas que se sorteaba era en realidad un bono de estética, ya que podía cambiarse por otras intervenciones.

Los responsables de la discoteca Pachá habían reculado previamente y transformado su polémico 'homenaje a la mujer' en un bono unisex valorado en unos 4.000 euros para que quien los ganara, sea hombre o mujer, los utilizara como quisiera para cambiar su imagen, en lugar de una operación de aumento de pecho.

El Ministerio de Sanidad y Consumo decidió abrir un expediente a la sala, mientras el conseller valenciano de Sanidad, Manuel Cervera, hablaba de sorteo "inadecuado". Además, las asociaciones feministas mostraron su enfado tras la noticia.

Este revuelo causado por la promoción, dejó "flipando" al gerente de la discoteca, Carlos Monsell, quien en declaraciones este miércoles a Radio Nacional, argumentó que todo consistía en el sorteo de un bono estético valorado en 4.500 euros, que cubre la demanda social de la Comunidad Valenciana, donde el pasado año se realizaron unas 15.000 operaciones estéticas.

"Quizá nuestro único error fue poner el aumento de pecho" 

Monsell no creía que la iniciativa fuera sexista porque los chicos también optaban al premio, que podrían regalar a quien quisieran. Además, defendió que esta propuesta nacía a raíz de que "la Comunidad Valenciana es la comunidad, no de España, de Europa, con más operaciones quirúrgica estéticas en 2007, 15.000 exactamente".

"Entonces nosotros, como normalmente a la discoteca le gusta a la gente ir guapos y todo esto, pues creíamos que había una demanda social que está ahí, y decidimos -quizás nuestro único error- poner el aumento de pecho" en el cartel, porque, señaló, era el tratamiento más caro y también el que mejor encajaba para la campaña de marketing.

En este sentido, aclaró que si el premio "realmente le toca a un tío, se puede hacer 20 sesiones de fotodepilación, o 20 veces botox, o 40.000 años seguidos haciéndose rayos UVA". Con estas declaraciones quería defenderse de aquellos que señalaron que este sorteo era ilegal, unas acusaciones a las que contestó en declaraciones a 20 minutos apuntando: "No estamos cometiendo ningún delito, no soy 'Txeroki'".

Del mismo modo quiso aclarar que muchos de los periodistas que le han criticado "empezando por Luis del Olmo y Ana Rosa Quintana se han metido botox o se han hecho una liposucción", por lo que considera que se trata de comentarios hipócritas. "Si lo llega a sortear un gimnasio o un centro de estética no pasaría nada", comentó al diario 'El mundo', en unas declaraciones que concluyó diciendo que todas aquellas mujeres que critican la iniciativa son "las que no tiene arreglo".

Noticias Relacionadas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad