Jueves, 20 de Noviembre de 2008

China acelera la conquista de Latinoamérica

El presidente Hu Jintao visita varios países de la zona para firmar millonarios contratos

ANDREA RODÈS ·20/11/2008 - 08:59h

J.C. Borjas /AFP - Hu Jintao durante su visita a la Plaza de la Revolución en La Habana.

Los países del Caribe y Latinoamérica no son aún muy populares entre los turistas chinos, poco amantes de la playa y de la aventura. Pero lo serán pronto. El turismo ocupa buena parte de la agenda del presidente chino, Hu Jintao, en la gira que inició el domingo por el continente hispano. Latinoamérica es, ya sin disimulo, un nuevo foco de la expansión del gigante asiático por el mundo.

Tras asistir a la cumbre del G-20 en Washington, Jintao inició su periplo por Costa Rica, Cuba y Perú donde cerró acuerdos comerciales, de cooperación económica y educativos que permitan intensificar la presencia china en una región enormemente rica en materias primas. Y con un mercado potencial para los productos chinos de bajo coste, como electrónica y textil, inmenso.

El comercio chino en esta zona del planeta se ha multiplicado por ocho desde 2000, pasando de 12.600 millones de dólares a los 102.600 en 2007 y se espera que este año sobrepase los 150.000 millones de dólares. "Este interés está ligado a su sed insaciable de recursos naturales", explica David Shambaugh, director del programa de Política china de la Universidad George Washington, en la edición online de YaleGlobal.

Según Shambaugh, los países latinoamericanos ya no pueden considerase el "patio trasero" de EEUU. La entrada de China les permite exportar recursos energéticos y productos agrícolas a cambio de manufacturas baratos e inversiones millonarias en infraestructuras de transporte, educación y servicios públicos.

Jintao llegó ayer a Lima donde firmó contratos que pueden convertir a China en el primer socio comercial de Perú, desbancando a EEUU. En Costa Rica, cerró varios acuerdos comerciales e inició negociaciones para establecer un acuerdo de libre comercio entre ambas naciones en 2010.

La visita del líder chino a San José se produjo 17 meses después de que Costa Rica cancelara las relaciones diplomáticas con Taiwan, la isla rebelde que Pekín considera parte de su territorio. Ceñirse al principio de "una sola China" es una condición decisiva para convertirse en socio ventajoso de Pekín. Así lo especifica el Libro Blanco para la Política hacia América Latina y el Caribe, publicado a principios de este mes por el Gobierno chino.

Este documento especifica la necesidad de invertir en infraestructuras y fomentar la cooperación científica y educativa en Latinoamérica para garantizar la estabilidad política, aumentar el bienestar y asegurar un crecimiento económico sostenido de la región. En la actualidad son 11 los países latinoamericanos que aún reconocen la soberanía de Taiwan y el objetivo chino es que dejen de hacerlo. El viernes, Jintao participará en Lima en la cumbre anual de la Cooperación Económica de los países de Asia Pacífico (APEC), en los que Taiwan participa como región especial.

Visita a Fidel Castro

El presidente chino también visitó Cuba, donde fue recibido por Fidel Castro. Las relaciones diplomáticas entre ambos países siempre han sido extraordinarias por los vínculos ideológicos aunque tengan dos realidades económicas distintas. China es hoy el segundo socio comercial de la isla, por detrás de Venezuela.

Jintao firmó acuerdos para la importación de azúcar y níquel, para fomentar la cooperación educativa y científica y para reconstruir la isla tras el paso de tres ciclones. "Esta visita pretende estrechar la cooperación entre ambas naciones, y trabajar juntos para construir un futuro prometedor", dijo el líder chino al llegar a La Habana, poco antes de anunciar la inversión de millones de dólares para hacer frente a la deuda exterior cubana.

Pero los chinos no son los únicos interesados en esta zona del planeta. El presidente ruso, Dimitri Medvédev, también iniciará en los próximos días una gira por la región. Y hará escala en Cuba.