Miércoles, 19 de Noviembre de 2008

La OCDE pronostica que el PIB español caerá un 0,9% en 2009

Califica de "profunda" la ralentización de la economía española, aunque destaca que el sector financiero, a pesar de su exposición a la construcción, está "bien armado" para resistir a la contracción de la actividad económica

·19/11/2008 - 11:59h

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) pronostica que el Producto Interior Bruto (PIB) español caerá un 0,9% el año próximo y da por terminado el período de "fuerte expansión" de los últimos 14 años.

La organización revisó así sus previsiones para la economía española, ya que el pasado junio pronosticó que el año próximo habría un crecimiento del PIB del 1,1%.

La muy negativas previsiones de la OCDE llegan después de que el Gobierno anunciase que va a revisar "con riesgos a la baja" la previsión de crecimiento del PIB en 2009, que había situado en un 1%. En el tercer trimestre la economía española se contrajo el 0,2%, mientras que en tasa interanual creció el 0,9%, con una pérdida de 145.700 puestos de trabajo, según el INE.

Igual de pesimista que la OCDE es el Servicio de Estudios del BBVA, que apunta que el PIB caerá un 1% en 2009.


Recuperación

El crecimiento económico español se recuperará levemente en 2010, según la OCDE, que pronostica para ese año un aumento del PIB del 0,8%.

La OCDE estima además que el paro aumentará de una media del 10,9% en 2008 al 14,2 por ciento en 2009 y al 14,8% en el año siguiente, según el estudio publicado hoy en París.

En cuanto a la inflación, la organización calcula que se moderará y bajará al 1,8% en el próximo ejercicio, en cifras medias armonizadas.

La OCDE califica de "profunda" la ralentización de la economía española, aunque destaca que el sector financiero, a pesar de su exposición a la construcción, está "bien armado" para resistir a la contracción de la actividad económica.

También se señala en el informe que la rápida expansión de la enseñanza superior desde hace dos décadas permite prever "amplias posibilidades de mejora futura del bienestar económico".

Los autores del estudio recomiendan como "tarea primordial" en España la puesta en marcha de reformas estructurales que permitan movilizar mejor el potencial existente y "explotar nuevas fuentes de crecimiento".

Noticias Relacionadas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad