Miércoles, 19 de Noviembre de 2008

Eric Holder, el primer secretario de Justicia negro

Barack Obama elige al veterano abogado, de 57 años, quien ya fuera el fiscal general adjunto durante el mandato de Bill Clinton

EFE ·19/11/2008 - 09:26h

AP - Eric Holder es un veterano de los tribunales y de la política que ha sabido ganarse el respeto de demócratas y republicanos.

El presidente electo de Estados Unidos, Barack Obama, seleccionó a su asesor Eric Holder para encabezar el Departamento de Justicia, dentro del proceso de evaluación de los posibles miembros de su Gobierno.

Obama, cuya única intervención pública se ciñó a una videoconferencia ante una reunión de gobernadores en California donde prometió dar prioridad a la lucha contra el cambio climático, ofreció el puesto a Holder, un prestigioso abogado de 57 años, que aceptó el cargo.

El nombramiento no se ha anunciado oficialmente a la espera de que Holder pase el proceso formal de evaluación que desarrolla el equipo de transición de Obama, para determinar si hay alguna circunstancia que le incapacite para el cargo o para recibir el visto bueno del Senado.

De confirmarse la selección, hecha pública por la revista Newsweek, Holder se convertiría en el primer secretario de Justicia negro en Estados Unidos.

Puestos confirmados

Aunque el equipo de transición de Obama ya ha dado a conocer algunos nombramientos dentro de la Casa Blanca, en particular el de su jefe de Gabinete, Rahm Emanuel, el de Holder es el primero que se filtra como confirmado para ocupar un puesto en el Gobierno.

Holder ocupó el puesto de subsecretario de Justicia con Bill Clinton

Holder, en la actualidad socio de un prestigioso bufete de abogados, ya ocupó el puesto de subsecretario de Justicia durante la administración de Bill Clinton.

Entonces creó cierta polémica cuando no trasladó a la Casa Blanca la preocupación en el Departamento de Justicia por la amnistía al empresario fugado Marc Rich, que Clinton firmó en el último día de su mandato.

Holder había expresado su preocupación de que en el proceso de confirmación volviera a salir a relucir el caso, aunque -según Newsweek- el equipo de transición y él mismo han llegado a la conclusión de que es improbable que el Senado llegara a vetar el nombramiento.

Hillary Clinton, en boca de  todos

Además de Holder, uno de los nombres que más se barajan para el Gobierno de Barack Obama es el de la senadora Hillary Clinton, de la que se rumorea que podría ser la próxima secretaria de Estado.

Según los medios estadounidenses, el gran obstáculo para su designación es determinar si habría algún tipo de conflicto de intereses con las actividades del ex mandatario y esposo de la senadora, Bill Clinton.

El gran obstáculo para la designación de Hillary Clinton es su propio marido

El cargo de secretario de Estado no es el único que ha suscitado conjeturas. El titular del Tesoro cobrará en la siguiente administración una importancia singular, dada la gravedad de la crisis económica en el país.

El ex secretario del Tesoro durante el Gobierno de Clinton, Larry Summers, era uno de los nombres que se barajaban, aunque esa candidatura parece haber perdido fuerza.

Para Defensa, una de las creencias más difundidas es que Obama optará por mantener en su puesto al actual jefe del Pentágono, Robert Gates, durante un año, para supervisar la marcha de las guerras en Irak y Afganistán, mientras el resto del Gabinete se pone al día.

Cambio climático

Obama ha prometido actuar con "prisa meditada" en sus nombramientos, los cuales se espera comiencen a llegar de manera oficial quizás en los últimos días de noviembre.

El gobernante electo ha optado por mantenerse hoy en un discreto segundo plano y tan sólo compareció en público en su alocución a la reunión de gobernadores, donde sostuvo que su "Presidencia marcará un nuevo capítulo en el liderazgo de EEUU acerca del cambio climático".

"EEUU liderará el mundo en una nueva era de cooperación acerca del cambio climático"

Su meta es reducir para el 2020 las emisiones a los niveles que alcanzaban en 1990, y recortarlas en un 80% para 2050. Asimismo, se propone invertir 15.000 millones de dólares anuales para promover el uso de energías limpias en el sector privado.

Obama aseguró que "una vez asuma el cargo, pueden estar seguros de que EEUU volverá a implicarse de manera profunda en estas negociaciones, y ayudará a liderar al mundo a una nueva era de cooperación global acerca del cambio climático"


Noticias Relacionadas