Martes, 18 de Noviembre de 2008

Aguirre quiere que los porteros pasen un test psicológico que garantice que no son violentos

La presidenta de la Comunidad de Madrid  ha anunciado una nueva normativa que podría aprobarse este jueves

AGENCIAS ·18/11/2008 - 20:33h

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha anunciado que la regulación que prepara el Gobierno regional para delimitar los requisitos que deben cumplir los porteros de discoteca incluirá la exigencia de que este personal tenga formación y pase un test psicológico que garantice que no son violentos.

Además, la regulación establecerá que los 'puertas' de locales de ocio nocturno solo podrán ejercer labores de vigilancia, dejando otro tipo de actividades a la policía. Esta regulación podría ser aprobada este jueves en el Consejo de Gobierno, aunque este extremo "depende de la reacción y de las consultas jurídicas".

"Los juristas de la Consejería de Presidencia, Justicia e Interior están estudiándolo y si llegamos a tiempo será aprobado este jueves y si no el próximo", dijo Aguirre, quien subrayó que el objetivo del Gobierno regional es "impedir" que personas sin formación o garantía psicológica puedan ejercer las labores de vigilancia en los lugares en que los jóvenes madrileños acuden a divertirse.

"Si llegamos a tiempo será aprobado este jueves y si no el próximo"

Tras reunirse con el director del colegio en el estudiaba Alvaro Ussía, el joven asesinado el sábado presuntamente a manos de unos porteros del local 'El Balcón de Rosales', la jefa del Ejecutivo madrileño insistió en que se pretende garantizar unos requisitos mínimos para controlar quién debe convertirse en portero de discoteca.

Aguirre destacó que, a pesar de lo ocurrido el pasado sábado, "no se puede generalizar" y afirmó que, según le manifestaron algunos de los compañeros del joven fallecido, hay porteros de discoteca "que cumplen la función que tienen que cumplir". "No se puede tratar a todos por igual, pero hay otros que no cumplen esta función y a esos es a los que queremos impedir que ejerzan esta labor porque ponen en peligro la seguridad de los jóvenes de la Comunidad de Madrid", mantuvo.

La dirigente regional afirmó que la sociedad está "conmocionada" por el "dramático" hecho que tuvo lugar en la madrugada del sábado y recalcó que un suceso así tiene que hacer a las Administraciones reflexionar sobre las medidas que son necesarias tomar para que circunstancias como ésta no se vuelvan a repetir.

Finalmente, la presidenta autonómica mostró su "admiración" por la reacción que los compañeros de Alvaro han tenido tras su asesinato. "No buscan la venganza, sino la Justicia y quieren que hechos como éste no vuelvan a repetirse en la Comunidad de Madrid y que las autoridades tomemos las medidas que consideremos oportunas", añadió.

Noticias Relacionadas