Martes, 18 de Noviembre de 2008

Tengo una pregunta para usted... señor Putin

El primer ministro ruso recupera las costumbres de cuando era presidente

PÚBLICO ·18/11/2008 - 21:49h

EFE - El Putin más mediático, de vacaciones en Tyva.

Vladímir Putin, primer ministro ruso, se someterá antes de que termine 2008 a las preguntas que le planteen los ciudadanos de su país en un programa de televisión. Tal y como anunció ayer su gabinete de prensa, el jefe de Gobierno cumplirá en diciembre con la promesa de dialogar en directo y por televisión con sus compatriotas.

"La línea directa tendrá lugar en diciembre, antes de año nuevo", según señaló Dimitri Peskov, su secretario de prensa. Esta versión de Tengo una pregunta para usted no es una novedad en Rusia. De hecho, el propio Putin respondió las inquietudes de los ciudadanos en años anteriores, cuando era presidente del país.

En esta ocasión lo hará por primera vez en calidad de primer ministro y de líder del partido Rusia Unida. Aunque el formato no está cerrado, está previsto que el abanico de preguntas sea "muy amplio". No se sabe de qué forma se podrán plantear las cuestiones, pero el gabinete de Putin aclaró que se podrán realizar antes y durante la emisión.

La Corporación Estatal de Radiotelevisión será la encargada de transmitir esta "línea directa" con los ciudadanos, según explicó el responsable de prensa.

Durante los años de su presidencia, el ahora ex jefe de Estado implantó la tradición de mantener una vez al año una gran conferencia de prensa con los periodistas en el Kremlin, y otro diálogo abierto con los ciudadanos en directo y por televisión.

En octubre de 2007, Putin batió su propio récord al responder durante tres horas y seis minutos a 69 de las más de dos millones y medio de preguntas planteadas por rusos y kazajos, informa Efe. La mayoría trataban de cuestiones de política interna, y una de cada diez se interesaba por asuntos de carácter internacional. Aquella fue la sexta y última vez que Putin departió con los espectadores como presidente, pues abandonó el Kremlin tras las elecciones de marzo de 2008.

Afición por el espectáculo

El apego de Putin por la televisión no es algo nuevo. De hecho, los rusos ya se han acostumbrado a verle en una excursión de pesca, al volante de un vehículo de carreras o de caza por Siberia. En este último caso, los espectadores pudieron ser testigos de cómo salvaba a un equipo de televisión del ataque de un tigre al que disparó un dardo. Incluso ha editado un DVD en el que da clases de judo.