Martes, 18 de Noviembre de 2008

Una hierba medicinal china trataría efectivamente la psoriasis

Reuters ·18/11/2008 - 13:12h

El indigo naturalis, una planta de color azul oscuro usada en la medicina tradicional china, parece ser efectivo para tratar la psoriasis, reveló un estudio efectuado en Taiwán.

La psoriasis es una enfermedad cutánea crónica para la cual no se conoce cura, aunque algunas terapias logran su remisión.

La condición genera parches escamosos rojizos, o placas, que luego adoptan una apariencia blanquecina o plateada. Las manchas suelen aparecer en los brazos, los codos, las rodillas y las piernas.

El informe de los resultados de un ensayo clínico que incluyó a 42 pacientes que habían tenido la condición por al menos dos años fue publicado en la última edición de Archives of Dermatology.

Los investigadores hallaron que el indigo naturalis en forma de ungüento era seguro y efectivo para el tratamiento de la psoriasis.

"La medicación actual en base a esteroides causaría efectos colaterales como adelgazamiento de la piel, pero (el indigo naturalis) tiene muchos menos efectos secundarios", dijo a Reuters Yin-Ku Lin, del Hospital y la Universidad Chang Gung en Taoyuan, Taiwán, y director del estudio.

Ninguno de los participantes del ensayo presentó efectos colaterales graves, aunque algunas personas experimentaron alergia cutánea leve.

Los expertos aplicaron ungüento de indigo naturalis sobre un lado del cuerpo y una crema placebo en la otra.

Los médicos chequearon la enfermedad al comienzo del tratamiento y después de dos, cuatro, seis, ocho, 10 y 12 semanas.

"El tratamiento con ungüento de indigo naturalis mostró una mejora del 81 por ciento (en la dolencia), mientras que las lesiones tratadas con placebo presentaron un 26 por ciento de mejoría", escribieron los autores.

En 25 de los pacientes, las placas que fueron tratadas con la sustancia activa desaparecieron completamente o casi en su totalidad.

El indigo naturalis se usa desde hace muchos años en China y Taiwán, por vía externa o digerible, para tratar infecciones y enfermedades inflamatorias, como las paperas, la faringitis y el eccema.

La utilización sistemática a largo plazo se ha vinculado con irritación del tracto gastrointestinal y problemas hepáticos, señalaron los investigadores. Por ello, el equipo instó a la realización de más estudios sobre modos de mejorar la absorción del ungüento.