Lunes, 17 de Noviembre de 2008

El Gobierno y la Generalitat crean un grupo de trabajo para tratar la situación de Nissan

Esta misma tarde unos mil trabajadores de la empresa automovilística se han concentrado en la plaza de Sant Jaume de Barcelona en contra del ERE

AGENCIAS ·17/11/2008 - 20:54h

JOSE COLÓN - Concentracion de Nissan delante de la Generalitat de Catalunya en Barcelona.

Los gobiernos español y catalán se han comprometido hoy a constituir antes del próximo mes de diciembre un grupo de trabajo para abordar específicamente la situación de Nissan en Cataluña, después de que la multinacional haya anunciado su intención de despedir a 1.680 personas en el próximo año.

Ambas administraciones han acordado también que la Generalitat participará en otro grupo de trabajo formado por el Gobierno central y nueve comunidades autónomas para analizar cuáles son las infraestructuras necesarias para la implantación del coche eléctrico en España.

Estos son los dos principales acuerdos a que han llegado hoy los ministros de Industria y Trabajo, Miguel Sebastián y Celestino Corbacho, y sus homólogos catalanes, Josep Huguet y Mar Serna, respectivamente, en la reunión que han mantenido en el Palau de la Generalitatpara hablar del futuro del sector de la automoción en Cataluña. Previamente a la reunión, los ministros y consellers han mantenido un breve encuentro con el presidente catalán, José Montilla.

Petición de compromiso de la empresa

Según han informado la Generalitat y el Gobierno central en un comunicado conjunto, el encuentro, el primero que celebran ambas administraciones para abordar la crisis del sector del motor, ha concluido con el firme compromiso de crear un grupo de trabajo para tratar la situación de Nissan en Cataluña.

En este grupo, que se creará antes de que acabe noviembre, "se pedirá también la implicación de la compañía", que de momento no ha presentado un plan industrial que garantice la continuidad de la factoría de la Zona Franca de Barcelona. La Generalitat aún no ha pedido formalmente a Nissan que participe en esta mesa, aunque confía en que la compañía aceptará la petición, según han indicado a Efe fuentes del gobierno catalán.

Los dos ejecutivos han convenido asimismo que la Generalitat participe en un segundo grupo de trabajo formado por el Gobierno y nueve comunidades autónomas que tienen industrias automovilísticas para estudiar cómo desarrollar la infraestructura necesaria que permita la puesta en marcha del proyecto del coche eléctrico.

De igual manera, los cuatro asistentes a la reunión se han comprometido a dar continuidad a la colaboración intergubernamental y a llevar a cabo una estrategia coordinada con un doble objetivo: "dibujar el futuro del sector a largo plazo y encontrar soluciones a la situación coyuntural provocada por la crisis económica". Los dos gobiernos también han coincidido en la necesidad de que la Unión Europea apoye "inequívocamente" a este sector productivo, uno de los más afectados por la crisis económica.

Nueva protesta

Coincidiendo con este encuentro, unos mil trabajadores de Nissan, según los sindicatos, se han concentrado en la plaza de Sant Jaume de Barcelona, frente al Palau de la Generalitat, para exigir a las administraciones que rechacen el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que ha presentado la multinacional.

Durante la concentración, que ha transcurrido sin incidentes, los trabajadores han proferido insultos contra el máximo responsable de Nissan Motor Ibérica, Fumiaki Matsumoto, y contra el presidente de la Generalitat, José Montilla, de quien han pedido la dimisión.

El presidente del comité de empresa de Nissan en Barcelona, Javier Donate, ha explicado que los trabajadores se han movilizado para recordar a los gobiernos autonómico y central que el coche eléctrico no es la solución de futuro para las plantas catalanas, que lo que necesitan son nuevos vehículos "estándares".