Lunes, 17 de Noviembre de 2008

Inyecciones en nódulos linfáticos, terapia rápida contra alergia

Reuters ·17/11/2008 - 16:05h

La administración directa de un alergeno, que es una sustancia que provoca una reacción alérgica, en los nódulos linfáticos en lugar de la piel, reduce la cantidad y dosis necesarias de inyecciones para inducir la tolerancia a la sustancia agresora, según un grupo de expertos suizos.

Los investigadores indicaron que esta sería una forma rápida, segura y efectiva de tratar las alergias mediadas por la inmunoglobulina E (IgE).

"Demostramos que este enfoque mejora la seguridad, la efectividad y la adherencia. Nos permitió reducir la cantidad de inyecciones de 54 a tres y disminuir más de 1.000 veces la dosis acumulativa del alergeno", escribió en Proceedings of the National Academy of Science el equipo dirigido por el doctor Thomas M. Kundig, del Hospital Universitario de Zúrich.

Este tipo de inmunoterapia alergeno-específica es efectiva para tratar las alergias mediadas por la IgE, aunque la recibe menos del 5 por ciento de los alérgicos debido a su larga duración y el riesgo de efectos adversos.

En el estudio, 165 pacientes con rinoconjuntivitis inducida por el polen recibieron al azar, en dos meses, tres inyecciones intralinfáticas con un extracto de polen, o inmunoterapia convencional con 54 inyecciones subcutáneas en tres años.

La dosis acumulativa del alergeno fue de 3.000 unidades de calidad estándar (SQ-U) en el grupo tratado con inyecciones intralinfáticas y de 4.031,540 SQ-U en el otro grupo.

Según el equipo, que la inyección directa del alergeno en los nódulos linfáticos fue bien tolerada y menos dolorosa que la inyección venosa, de acuerdo a lo que precisaron los participantes. Tuvo también menos efectos adversos que las inyecciones subcutáneas.

Asimismo, en cuatro meses, la inmunoterapia intralinfática aumentó la tolerancia a la exposición al polen y los pacientes usaron menos fármacos de rescate en la primera temporada de polen que los pacientes tratados con inmunoterapia convencional.

La inmunoterapia intralinfática alivió los síntomas de la rinitis alérgica, disminuyó las reacciones en la prueba cutánea y redujo los niveles de IgE en sangre.

A pesar del corto período de tratamiento (dos meses), la tolerancia fue de largo plazo y equivalente a la lograda luego de tres años de inmunoterapia convencional, indicó el equipo.

La corta duración del tratamiento mejoró también la adherencia: sólo 32 de los 54 pacientes finalizaron el protocolo de inmunoterapia convencional de tres años, mientras que los 58 pacientes tratados con inmunoterapia intralinfática recibieron las tres inyecciones.

FUENTE: Proceedings of the National Academy of Science, 18 de noviembre del 2008