Lunes, 17 de Noviembre de 2008

Veto presidencial a ley de aborto desata polémica en Uruguay

Reuters ·17/11/2008 - 12:21h

Por Patricia Avila

El veto presidencial a una ley que despenalizaba el aborto generó el viernes polémica en Uruguay, donde grupos a favor de la iniciativa marcharon en contra de la decisión y legisladores oficialistas criticaron la posición del mandatario.

El mandatario uruguayo, Tabaré Vázquez, vetó una ley que despenalizaba el aborto en las 12 primeras semanas de gestación por considerar que la práctica atenta contra la vida y la libertad de conciencia, dijo el viernes la presidencia en su sitio de internet.

Vázquez, un oncólogo, dijo en el veto enviado a la Asamblea General que es más adecuado ayudar a la mujer que considera el procedimiento en vez de facilitarle la operación.

"De acuerdo a la idiosincrasia de nuestro pueblo, es más adecuado buscar una solución basada en la solidaridad, que permita promocionar a la mujer y a su criatura, otorgándole la libertad de poder optar por otras vías, y de esta forma, salvar a los dos", dijo Vázquez en el veto, firmado también por la ministra de Salud, María Julia Muñoz.

Los impulsores de la ley necesitan 3/5 de la Asamblea General a su favor para anular el veto presidencial, pero la gobernante izquierda no cuenta con los votos necesarios, dijeron sus legisladores.

Con cánticos pidiendo un referendo para que la cuidadanía decida sobre el tema y carteles con leyendas como "Tabaré, a las mujeres de izquierda tu veto nos da vergüenza", centenares de personas marcharon por la avenida principal de Montevideo en repudio de la decisión presidencial.

"Es una falta de respeto que sea un hombre el que decida sobre las mujeres sin consultar ni oír lo que piensa el pueblo. Es machista, antidemocrático y antiprogresista. Uno solo arruinó el avance que llevó años a muchos", comentó Alejandra Muñoz, una cocinera de 28 años.

POCO RESPALDO

El presidente vetó el jueves la ley aprobada por el Congreso dos días antes, pero no logró que lo acompañara todo su gabinete de ministros como lo había planteado previamente, dijeron legisladores.

"Creo que el presidente cometió un error en vetar la ley porque actuó en base a convicciones personales y lo que un presidente tiene que hacer es actuar en función de si esa ley está o no en línea con lo que la sociedad manifiesta", dijo a una radio local el diputado oficialista Luis Gallo.

Según una encuesta difundida días atrás, el 57 por ciento de los uruguayos está a favor de la despenalización del aborto, mientras que el 63 por ciento se manifestó en contra del veto.

En el veto, el mandatario dijo que hay que atacar las causas del aborto que surgen de la situación socioeconómica y que según Vázquez se dan principalmente entre las mujeres de bajos recursos.

El mandatario había anunciado después de asumir en el 2005 que vetaría cualquier ley que despenalizara la práctica y la Iglesia Católica en Uruguay amenazó días atrás con excomulgar a los legisladores que votaran la ley.

"Tengo la impresión de que no lo va a afectar en la popularidad porque era una postura ya anunciada, porque se le respeta su calidad de médico y su visión del tema desde la perspectiva que dice en el veto, más biológica que filosófico/social," dijo el analista político Juan Carlos Doyenart.

En un editorial publicado en la página de presidencia, Vázquez dijo que "no hay razones para dramatizar esta situación, a no ser que se tenga una visión devaluada o tremendista de la democracia."

Bajo la legislación vigente en Uruguay, de 1938, sólo se puede realizar un aborto en caso de violación o de riesgo de vida de la madre o el feto.

Según datos de los defensores de la iniciativa, en Uruguay se realizan unos 30.000 abortos anuales por mujeres de todas las clases sociales, en procedimientos que pueden costar hasta unos 1.000 dólares.

En América Latina, el aborto sólo está permitido en Cuba y Ciudad de México.

El veto del mandatario uruguayo puede verse en http://www.presidencia.gub.uy/_Web/proyectos/2008/11/s511__00001.PDF

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad