Lunes, 17 de Noviembre de 2008

Desarticulada una red de narcotráfico dirigida por un ertzaina

La operación policial se saldó con seis detenciones y la incautación de dos kilos de cocaína y 150.000 euros en efectivo

REUTERS ·17/11/2008 - 12:12h

La Ertzaintza desarticuló este fin de semana una red de tráfico de drogas en Vizcaya dirigida por un agente de la policía autonómica vasca.

La operación policial se saldó con seis detenciones y la incautación de dos kilos de cocaína, 150.000 euros en efectivo, además de vehículos de alta gama, dos armas de fuego y diversas sustancias de corte e instrumentos de precisión para pesar, así como material de embalaje.

Según informa el Departamento de Interior en una nota de prensa, el ertzaina detenido llevaba dos meses sometido a vigilancia al detectar que mantenía contactos con personas relacionadas con el mundo delictivo y disponía de importantes ingresos sin justificación aparente.

Los investigadores precipitaron el final de la operación este pasado fin de semana al tener conocimiento de un viaje a Galicia de uno de los principales proveedores del ertzaina implicado. Controlaron los movimientos de personas que esperaban el suministro de sustancias estupefacientes hasta la llegada a Bilbao de aquél, lo que se produjo la misma tarde del sábado.

Una vez que se produjo el esperado intercambio de droga del proveedor con el agente de la Ertzaintza, éste, a su vez, esa misma noche se citó con otras personas para suministrar parte del material ilícito a su propia red de distribución, y realizó un primer intercambio de 200 gramos de cocaína con un varón de su círculo de relación.

El ertzaina detenido llevaba una vida aparentemente normal, aunque adoptaba fuertes medidas de seguridad

En ese momento, se procedieron a realizar las detenciones de seis personas en diversos puntos de Bilbao, así como diversas entradas y registros en domicilios, trasteros y vehículos.

El ertzaina detenido, de 36 años, llevaba una vida aparentemente normal, aunque adoptaba fuertes medidas de seguridad y contravigilancia fuera de su domicilio, tanto cuando caminaba a pie como cuando circulaba en vehículo.

El resto de personas implicadas carecían de antecedentes penales o de requisitorias judiciales que permitieran intuir su dedicación a este tipo de actividades, y entre ellos se encontraba un empresario jubilado.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad