Lunes, 17 de Noviembre de 2008

Obama se lleva a la suegra a la Casa Blanca

El nuevo presidente estadounidense reconoce el papel imprescindible de la madre de su mujer durante todo el proceso de la campaña

EFE ·17/11/2008 - 09:03h

REUTERS - Para el nuevo presidente estadounidense, Barack Obama, su suegra ha sido fundamental.

El presidente electo de EEUU, Barack Obama, afirmó en su primera entrevista televisiva tras ganar las elecciones del pasado 4 de noviembre que espera que su suegra, Marian Robinson, se vaya a vivir con él a la Casa Blanca.

"Se ha hablado mucho de su suegra. ¿Se traslada con ustedes?", le preguntó el periodista Steve Kroft, de la cadena de televisión CBS durante la entrevista.

"Mire, no le voy a decir a mi suegra lo que tiene que hacer", bromeó Obama, a lo que añadió: "No soy estúpido, por eso me eligieron presidente".

Al cuidado de las hijas

El próximo mandatario estadounidense afirmó en la segunda parte de la entrevista, que giró en torno a temas personales y en la que lo acompañó su esposa, Michelle, que su suegra es bienvenida en la Casa Blanca si ella quiere.

"Marian Robinson es uno de los héroes olvidados de esta campaña"

"Creo que es justo decir que Marian Robinson es uno de los héroes olvidados de esta campaña", dijo Obama, quien apuntó que no podrían habérselas arreglado sin ella.

La suegra, viuda y retirada, se encargó de cuidar a las hijas de los Obama -Malia y Sasha- mientras él y Michelle participaban en distintos actos alrededor del país. "Ha sido un apoyo increíble para todos nosotros durante este proceso", explicó el líder demócrata, quien aseguró que a su suegra le gusta "tener su propio espacio".

"No le gusta que haya mucho alboroto a su alrededor y (...) hay algo de alboroto en la Casa Blanca, pero esperamos que venga", indicó.

Perro y suegra

"O sea que van a tener un nuevo perro y a su suegra trasladándose con ustedes", bromeó el presentador del popular programa televisivo "60 Minutes", a lo que Obama respondió sonriente: "Steve no voy a comparar a mi suegra con un nuevo perro".

El próximo mandatario estadounidense aseguró llevarse "bien" con la madre de Michelle y no prestó atención a la disposición del entrevistador a darle algunos consejos en ese frente.

"Steve no voy a comparar a mi suegra con un nuevo perro"

Obama puso también como ejemplo a su suegra para describir el emotivo ambiente que se respiraba en su residencia de Chicago antes de conocer los resultados de las elecciones de hace 12 días, así como la importancia del momento para los afroamericanos.

El político recordó cómo, en un momento dado, su suegra, que no tiende a ser demasiado afectuosa, le agarró la mano. "De repente (...) empezó a agarrarme la mano y casi me la apretaba", explicó Obama, quien dijo haberse preguntado: "¿Qué estará pensando?".

"Para una mujer negra que creció en los años 50 en un Chicago segregado ver a su hija convertirse en primera dama de Estados Unidos", afirmó Obama sin concluir la frase, en referencia al simbolismo del momento para los negros de todo el país.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad