Viernes, 14 de Noviembre de 2008

Intentan introducir en Melilla a una menor oculta en el depósito de combustible del coche

Dos marroquíes han sido detenidos acusados de tráfico de inmigrantes

EFE ·14/11/2008 - 17:17h

La Guardia Civil ha detenido a dos marroquíes por intentar introducir en Melilla a una inmigrante menor de edad que iba escondida en un doble fondo practicado en el depósito de combustible del coche.

En un comunicado de prensa, la Comandancia de la Guardia Civil de Melilla ha informado de que los hechos ocurrieron a las diez de la mañana de ayer, cuando un Opel Kadett con matrícula marroquí ocupado por dos personas pretendía entrar en la ciudad por el control de Beni-Enzar.

En una primera inspección ocular, los agentes advirtieron cierta anomalía sospechosa en los bajos del coche. Hicieron un registro a fondo y descubrieron que el depósito de combustible había sido manipulado y sustituido por una botella de plástico para poder habilitar un doble fondo. En él, los guardias civiles encontraron a una mujer de apariencia joven y de origen subsahariano, encajada en posición fetal, que necesitó ayuda para salir.

La inmigrante tenía síntomas de entumecimiento por lo que fue necesario practicarle los primeros auxilios

La inmigrante, que tenía "muy mal aspecto", se quejaba de dolores en inglés y tenía síntomas de entumecimiento en todo el cuerpo así como respiración agitada, por el espacio y el aire insuficientes, por lo que fue necesario practicarle los primeros auxilios.

Posteriormente fue trasladada al servicio de Urgencias del Hospital Comarcal, donde se le diagnosticaron "dolores articulares, mareos y cefalea" de carácter leve, aunque fue dada de alta.

La inmigrante, que carece de documentación, tiene 16 años y dice proceder de Uganda, por lo que ha sido puesta a disposición del Grupo de Menores de la Policía Local de Melilla para su acogida por los Servicios Sociales de la Ciudad Autónoma.

La Guardia Civil ha detenido a los dos ocupantes del vehículo, dos marroquíes naturales y vecinos de Nador de 36 y 40 años, que han sido puestos a disposición judicial acusados de tráfico de inmigrantes.