Viernes, 14 de Noviembre de 2008

El PIB español cae en medio de la recesión de la eurozona

La economía se contrae un 0,2% trimestral por primera vez en 15 años

PEDRO GONZÁLEZ ·14/11/2008 - 13:24h

Un fantasma recorre Europa: el fantasma de la recesión. Las grandes economías europeas registran tasas de PIB negativas consecutivas y cierran la etapa de más crecimiento de la historia reciente.

La eurozona entra en recesión por primera vez desde que se puso en marcha la Unión Monetaria, hace algo más de nueve años. Y la economía española, la que está sufriendo la crisis con más intensidad, registró en el tercer trimestre sus primeros números rojos desde hace 15 años.

El INE confirmó ayer la previsión adelantada hace dos semanas por el Banco de España, que refleja cómo la crisis impacta en la economía real: el PIB descendió un 0,2% entre julio y septiembre; es decir, el valor de los bienes y servicios generados por la economía fue inferior al del trimestre precedente. La última vez que sucedió eso fue en los tres primeros meses de 1993.

Con ese resultado, la velocidad de marcha de la economía española, medida en tasa interanual, cede hasta el 0,9%, la cuarta parte que la que llevaba hace poco más de año y medio. La contracción del PIB se debe al frenazo de la inversión y el consumo, que apenas puede ser compensado por la mejoría relativa del sector exterior. El magro consuelo que le queda al Gobierno es que el PIB español mantiene un ritmo de crecimiento interanual superior, por poco, al de la eurozona (el 0,7%).

El intenso deterioro económico se ha "intensificado" con la crisis financiera, según el Ministerio de Economía. Los analistas calculan que el dato del último trimestre del año también será negativo, entrando técnicamente en recesión.

Difícilmente se cumplirá la previsión del Gobierno de un PIB del 1,6% como promedio para 2008 (podría quedar, según los cálculos de los expertos, en el 1,4% en el mejor de los casos). Las previsiones para 2009 son más negras: tanto los organismos internacionales como los institutos privados prevén que el PIB español esté en negativo todo el año. De momento, la previsión del Gobierno es un crecimiento del 1%; pero ya ha anunciado que en diciembre revisará a la baja sus cifras.

Con el PIB negativo ya está Italia (desciende un 0,9% en tasa interanual) tras dos trimestres seguidos de contracción. También Alemania ha anotado dos trimestres de caídas, pero su tasa anual está aún por encima del cero. Holanda muestra un perfil plano, con sendos crecimiento cero en los dos últimos trimestres.

Sorpresa francesa

La sorpresa la ha dado Francia, que ha logrado esquivar, de momento, la recesión, al anotar un inesperado aumento del 0,1% en el tercer trimestre. Su ritmo interanual de PIB se reduce hasta el 0,6%. No obstante, las propias autoridades galas advirtieron de que se trata de primeras estimaciones que podrían ser revisadas.

En este contexto de debilitamiento generalizado, los analistas prevén un escenario en Europa de tipos de interés a la baja y de rebajas fiscales para afrontar la crisis.

Hacienda congela en 2009 la fiscalidad de las pymes

Los impuestos para las pequeñas empresas no subirán en 2009. Hacienda mantendrá sin cambios el sistema de estimación objetiva (conocido como ‘módulos’) por el que pagan IRPF e IVA las pequeñas explotaciones agrarias y los comerciantes, transportistas, bares y restaurantes, pequeñas reparaciones del hogar y taxis, según figura en el borrador de la orden ministerial que  se publicará en el BOE antes de fin de mes.

El sistema se basa en la utilización de unas variables objetivas, como número de empleados, superficie del local o consumo energético, con las que se determina el rendimiento estimado del negocio, sobre el que tributan en el IRPF e IVA. Este sistema les evita el papeleo y la documentación para justificar ingresos y gastos.

Estas variables no se actualizan para 2009. Ya son siete los años en los que los valores de los módulos permanecen inalterados. Las únicas modificaciones previstas para el próximo año afectan a agricultores y transportistas, para recoger los acuerdos del Gobierno con estos colectivos.