Viernes, 14 de Noviembre de 2008

Presidente de Uruguay veta polémica ley de aborto: medios

Reuters ·14/11/2008 - 11:23h

El presidente uruguayo, Tabaré Vázquez, vetó el jueves una polémica ley que despenalizaba el aborto durante las primeras 12 semanas de gestación, informaron fuentes políticas y medios locales.

Una senadora oficialista confirmó a Reuters el reporte, pero un portavoz de la presidencia dijo que "aún no hay nada oficial desde acá".

El ministro de Turismo, Héctor Lescano, dijo al sitio de internet del periódico El País que el mandatario -un oncólogo- y la ministra de Salud, María Julia Muñoz, firmaron el veto.

"Sabemos que el presidente envió (el veto) para que lo firmaran los ministros y la verdad es que la mayoría no lo firmó. Por ahora que yo tenga confirmado lo firmó la ministra de Salud, creo que el de Relaciones Exteriores y el de Transporte", dijo la senadora Margarita Percovich.

Se necesita sólo de la firma de un ministro, mas la del presidente, para aplicar un veto.

La iniciativa había sido aprobada el martes por el Congreso con los votos de la gobernante izquierda, pese a que ya contaba con la amenaza de veto presidencial.

Ahora, la Asamblea General puede revocar el veto presidencial si los impulsores de la ley logran los 3/5 necesarios para anularlo.

Pero la izquierda no conseguiría los votos en la Asamblea, ya que los legisladores de los partidos opositores votaron en contra de la ley en las cámaras de Diputados y Senadores.

De ese modo, recién podrá presentarse otra iniciativa en el periodo legislativo que comenzará en 2010.

"Es una lástima que una vez que habíamos llegado a un acuerdo de toda la bancada de legisladores de poder modificar y actualizar el Código Penal después de 70 años, no podamos lograrlo por la opinión del presidente", dijo Percovich.

"Lo del veto (no es una derrota porque) ya lo sabíamos, creo que lo interesante es que haya habido tantos ministros que no acompañaron al presidente", agregó.

Vázquez había dicho tras asumir en 2005 que no está de acuerdo con la práctica del aborto por razones científicas y éticas.

En Uruguay, un país sudamericano de 3,3 millones de habitantes, se realizan unos 30.000 abortos anuales, según cifras de grupos a favor de la despenalización del procedimiento.

Una ley de 1938 castiga con prisión a quienes se sometan a un aborto y a las personas que colaboren con el procedimiento. La práctica sólo está permitida en casos de violación o si la vida de la madre o el feto corren peligro.

En la mayoría de los países latinoamericanos se permite el aborto en esas circunstancias. Solamente en Cuba y Ciudad de México está legalizado.