Viernes, 14 de Noviembre de 2008

"Es una sentencia degradante"

Entrevista a Guadagnuzzi, periodista del diario Quotidiano Nazional

J.M. ·14/11/2008 - 08:00h

Este reportero es una de las víctimas de la escuela Díaz de Génova. Pernoctaba allí cuando la Policía entró violentamente en el edificio. Dos de ellos le golpearon sin piedad y tuvo que ser hospitalizado.

1. ¿Por qué estaba usted en la escuela Díaz de Génova?

Estaba escribiendo un libro sobre los movimientos antiglobalización. No tenía sitio donde dormir y la escuela Díaz estaba justo delante del Centro de Prensa, de manera que lo vi enseguida y fui a pernoctar allí.

2. ¿Cómo se enteró de que entraba la Policía?

Era mi primera noche en el gimnasio de la escuela. A medianoche se empezaron a oír ruidos. La gente imaginó que era la Policía que estaba entrando en el edificio. La mayoría se sentó en el suelo y levantó las manos. No sirvió de nada.

3. ¿Dijeron algo los agentes cuando entraron en el gimnasio?

No, no dijeron nada. Entraron pegando patadas y dando porrazos a los que estaban sentados en el suelo. Yo estaba en una esquina y vi de lejos la que me iba a caer. La gente gritaba en distintas lenguas "¡No violencia!" También había muchos ciudadanos españoles pernoctando allí. En un momento dado, dos policías se acercaron a mí y empezaron a pegarme. Terminé en el hospital.

4. ¿Cómo se siente tras conocer la absoluciónde los policías?

Mal. Es degradante. Los funcionarios del Estado asaltan y pegan a los ciudadanos. Los culpables son ascendidos y además les absuelven. Esto no tiene nada que ver con la democracia. Ésta no es la justicia que yo esperaba.