Jueves, 13 de Noviembre de 2008

George Bush rechaza reinventar el capitalismo

La crisis «no es un fracaso del libre mercado», defiende el todavía presidente

ISABEL PIQUER / AGENCIAS ·13/11/2008 - 23:28h

George Bush, que este fin de semana será el anfitrión de la cumbre del G-20 sobre la crisis financiera, defendió enardecidamente el libre mercado y rechazó refundar el capitalismo, como propone Francia. El presidente estadounidense afirmó en una conferencia en Wall Street que la crisis económica y financiera “no es un fracaso del libre mercado” y que la solución “no es inventar otro sistema”. Además, pidió más transparencia y regulación en los mercados y se mostró partidario de reformar el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional para transformarlos en instrumentos más eficaces en regular la globalización.

Bush tiene claro que el capitalismo “sigue siendo el sistema más eficaz y justo de regular la economía. El triunfo del capitalismo de libre mercado ha quedado probado en el tiempo y sería un terrible error permitir que unos meses de crisis socaven 60 años de éxitos”, afirmó el presidentesaliente.

El mandatario de EEUU también quiso subrayar que “la intervención gubernamental no puede curarlo todo”. Muchos, dijo Bush, “culpan de la crisis a la escasa regulación del mercado hipotecario americano pero los países europeos tienen regulaciones más amplias y han experimentado problemas casi idénticos a los nuestros”.

Para luchar contra la recesión, Bush aseguró que la iniciativa multilateral sólo será el principio de una acción concertada. “Este esfuerzo es demasiado grande para solucionarse en una sola discusión; la cumbre será la primera de una serie de encuentros”, dijo Bush y enumeró las prioridades del G-20.

“Nos centraremos en cinco temas clave: entender las causas de la crisis; revisar la efectividad de nuestra respuesta; desarrollar principios para reformar nuestros sistemas financieros y regulatorios; lanzar un plan para aplicar estos principios, y reafirmar nuestra convicción de que el libre mercado es el mejor camino hacia una prosperidad duradera”.

Más peso a los emergentes

Bush también pidió “reforzar la cooperación entre las autoridades financieras mundiales” y reformar el FMI y el Banco Mundial, instituciones obsoletas “que se basan en el orden económico de 1944” y que deberían otorgar mayor peso a las economías emergentes.

En Washington, el presidente del Comité de Supervisión y Reforma Gubernamental del Senado, Chris Dodd, criticó al Secretario del Tesoro, Henry Paulson por no ser suficientemente estricto con los bancos que recibirán fondos del Gobierno para que den más créditos que alivien a los estadounidenses ahogados por sus hipotecas e impulsar así el consumo. “Muchas entidades no lo están haciendo”, dijo Dodd.

 

‘Sarko’: «El dólar no puede ser la única moneda del mundo»

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, defenderá en el G-20 en Washington que el dólar “no puede pretender ser la única moneda del mundo”. “Lo que era verdad en 1945 no puede serlo hoy” porque “es una cuestión de sentido común”, dijo Sarkozy en un discurso pronunciado tras recibir el Premio al Valor Político de la revista ‘Política Internacional’. El mandatario galo, que hacía así referencia al sistema monetario surgido en Bretton Woods tras la Segunda Guerra Mundial, presumió también de la actuación francesa frente a EEUU en la crisis surgida este verano entre Georgia y Rusia, en la que intervino para evitar una escalada de violencia en la región. “Cuando el 8 de agosto hizo falta salir para Moscú, ¿quién defendió los derechos humanos?”, se preguntó.

La canciller alemana, Angela Merkel, por su parte, apuesta por reformar los mercados financieros con una “regulación adecuada” y “sin mácula” de todos los ámbitos, para erradicar las lagunas en los controles.