Viernes, 14 de Noviembre de 2008

Dos talibanes arrojan ácido contra cinco escolares afganas

Los insurgentes exigen a Karzai que detengan las "ejecuciones" de sus militantes

AGENCIAS ·14/11/2008 - 08:00h

EFE - Una de las niñas en el hospital de Kandahar.

Al menos cinco niñas afganas de la ciudad de Kandahar, al sur del país, pagaron caro el miércoles su deseo de adquirir una educación, algo que los talibanes prohíben a las mujeres. Las adolescentes se dirigían a sus clases cuando dos de estos fanáticos lesrociaron el rostro con ácido.

"Estábamos de camino al colegio cuando dos motociclistas se detuvieron junto a nosotras y uno de ellos le lanzó ácido de batería a mi hermana en la cara. Traté de ayudarla, pero luego me echaron gran cantidad de ácido a mi", narró Latefa, de 16 años.

Aunque los burkas que llevaban las protegieron, los médicos han confirmado que quedarán marcadas de por vida.

Horas después de este ataque, un comunicado de los talibanes instó ayer a la ONU y la Cruz Roja a que presionen al Gobierno afgano para que detenga las ejecuciones de sus militantes, que definieron como "actos de barbarie".