Jueves, 13 de Noviembre de 2008

Unanimidad contra la posible entrada de Gazprom en Repsol

La UE también rechaza la operación y Rusia habla de malentendido

A. M. VÉLEZ/S. R. ARENES ·13/11/2008 - 21:42h

Todos contra Gazprom. El vicepresidente Pedro Solbes expresó ayer el rechazo del Gobierno, que adelantó Público ayer, a la eventual entrada del monopolio ruso en Repsol. La UE, también. El comisario de Energía, Andris Piebalgs, dudó que Gazprom tenga dinero para ello, dada la bajada de los precios del gas y el petróleo, mientras que el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, se refirió a la disposición aprobada por los 27 para impedir a empresas extranjeras controlar las redes europeas de gas y electricidad, conocida como “cláusula anti Gazprom”.

Pedro Solbes dijo no tener “ningún problema” con la presencia foránea en España. Pero matizó que el caso es “muy especial”, por ser Gazprom una empresa de “absoluta mayoría pública” de un país “donde la economía de mercado no juega con los mismos conceptos”. A Solbes le “chirría” que una empresa privatizada, Repsol, acabe en manos públicas. Solbes ya recibió con frialdad la compra de Endesa por la estatal italiana Enel.

A ese rechazo se sumó el líder del PP, Mariano Rajoy. Está “radicalmente en contra”. Su compañero de filas y ex presidente de Endesa, Manuel Pizarro, habló de “competencia desleal” sobre una operación “altamente lesiva”, según CiU.

Antoni Brufau abogó “por encima de todo” por que Repsol, la empresa que preside, sea “privada, independiente y española”. El interés de Gazprom llega después de que Sacyr pusiera en venta su 20% en Repsol. La constructora dijo no haber cerrado ningún acuerdo. La CNMV sólo le pidió explicaciones ayer.

El embajador ruso en Madrid, Alexander Kuznetsov, puso la nota surrealista: dijo que hubo una interpretación “errónea” de lo dicho por el vicepresidente ruso, Alexander Zhukov. “Gazprom estudia en este momento la posibilidad de comprar un 20% de Repsol que ha puesto a la venta Sacyr”, dijo literalmente Zhukov, al que los periodistas preguntaron hasta tres veces.

Calentar el mercado beneficia a Sacyr

El mercado empieza a creerse que España pueda plantearse la entrada de un inversor extranjero en Repsol YPF. Hace dos meses que Sacyr dijo que ponía a la venta el 20% que tiene en la petrolera y no ha habido avances, “a pesar de que el proceso de venta estaba abierto a todo el mundo, pero ahora la diferencia es que parece que el Gobierno puede estar abierto a analizar posibilidades”, apuntan los analistas. Eso interpretan los inversores, que ayer auparon un 1,26% a Repsol, hasta 14,42 euros, frente a la escasa alza del 0,14% el miércoles cuando Gazprom anunció su interés por la petrolera. Todas las especulaciones sirven para calentar Repsol en bolsa y benefician a la constructora, agobiada por una deuda de 18.259 millones. Esto incluye la versión de que la petrolera rusa Lukoil sea la tapada de Gazprom, ya que también Lukoil se ha acercado a mirar Repsol. Cuanto más suba la petrolera española en bolsa, más se reducen las pérdidas latentes de Sacyr, que pagó un 85% más de lo que vale ahora su participación. Además, la constructora alivia algo el batacazo bursátil de este año: ayer ganó un 0,8% que se suma al 5,3% de anteayer. 

Noticias Relacionadas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad