Jueves, 13 de Noviembre de 2008

La película alemana "En el séptimo cielo" muestra el amor, la pasión y el sexo a la vejez

EFE ·13/11/2008 - 13:51h

EFE - ALEMANIA CINE:FKM003 FRÁNCFORT (ALEMANIA) 28/08/08.- Imagen facilitada hoy jueves 28 de agosto que muestra a los actores alemanes Ursula Werner (izq), en su papel como "Inge", y a Horst Westphal (dcha), interpretando a "Karl", tumbados en la cama durante una escena de la película "Cloud 9" ("Wolke Neun"), del director Andreas Dresen. El filme cuenta la historia de Inge, una mujer de 70 años que tiene una aventura con un hombre de 76 años llamado Karl, después de estar 30 años casada con Werner (interpretado por el actor Horst Rehberg). "Cloud 9" se proyectará en los cines alemanes a partir del 4 de septiembre. EFE/Senator SOLO USO EDITORIAL EN CONEXIÓN CON INFORMACIONES ACERCA DE ESTA PELÍCULA[SOLO USO EDITORIAL EN CONEXIÓN CON INFORMACIONES ACERCA DE ESTA PELÍCULA]

El único modo de que una relación amorosa funcione "es que uno no permanezca de pie y el otro apoyado en él", según el veterano actor alemán Horst Westphal, protagonista junto a la también veterana Ursula Werner de "En el séptimo cielo", que muestra cómo el amor, la pasión y el sexo son posibles en la vejez.

Dirigida por Andreas Dresen, esta película alemana, que concursa en la sección oficial del Sevilla Festival de Cine Europeo, trata de mostrar también, en palabras de Westphal, que "el amor nunca es algo seguro, ni entre jóvenes ni entre viejos, porque nadie está a salvo de que le alcance un relámpago en cualquier momento" en forma de enamoramiento imprevisto, de pasión desatada, de puro sexo.

"Teníamos dudas de cómo reaccionaría el público al vernos así en la pantalla", confesó en conferencia de prensa Ursula Werner, quien aseguró que su interpretación no ha supuesto más una determinación, una decisión, que un esfuerzo interpretativo en sí: "Hemos hecho una película auténtica".

Igualmente se expresó el actor protagonista, quien aseguró que durante el rodaje no tenían un guión escrito, sino tres o cuatro folios escritos a manera de "hoja de ruta" y que esta improvisación les obligaba a efectuar un trabajo "más responsable".

"Puse un interés personal en este trabajo, ya no soy un chiquillo, pero me propuse demostrar cómo existe gente con ganas de vivir, que se enamora y desarrolla sentimientos, que tiene potencia, y no sólo sexual, sino potencia vital", explicó Westphal.

Preguntados por la reacción de la gente joven, el actor aseguró que ha habido quienes les han asegurado que no les interesa una historia de amor entre viejos, pero que han sido la mayoría "los que no han visto diferencias entre el amor de viejos y jóvenes, que han comprendido que no se trata de una cuestión de edad y que también hay muchos jóvenes que, por desinterés, son unos viejos".