Jueves, 13 de Noviembre de 2008

El Supremo condena a seis meses de prisión a Aida Álvarez, ex coordinadora de finanzas del PSOE, por el 'caso AVE'

El Tribunal Supremo ha condenado a la ex coordinadora de finanzas del PSOE Aida Álvarez y a su esposo, Miguel Molledo, a seis meses de prisión y multa de 1.200 euros por falsedad en documento mercantil en el 'caso AVE'

EFE ·13/11/2008 - 11:11h

EFE - La ex dirigente del PSOE Aida Alvarez.

El Tribunal Supremo ha condenado a la ex coordinadora de finanzas del PSOE Aida Álvarez y a su esposo, Miguel Molledo, a seis meses de prisión y multa de 1.200 euros por falsedad en documento mercantil en el 'caso AVE', en el que se investigó una supuesta financiación irregular del PSOE en los años 80.

Así lo ha acordado la sala de lo penal del Supremo en una sentencia en la que estima los recursos interpuestos por el PP y el fiscal contra la sentencia dictada por la Audiencia Provincial de Madrid en 2006 que había absuelto a ambos

Por contra, el Supremo absuelve a los dirigentes de la empresa Siemens Francisco Francés y Mario Huete del delito continuado de falsedad en documento mercantil por el que fueron condenados a un año de cárcel y a una multa de 18.000 euros, y confirma la absolución del ex ministro de Sanidad y ex presidente de Renfe Julián García Valverde.

El Supremo también confirma la absolución del ex administrador de Filesa Luis Oliveró, el director de Compras de RENFE Leopoldo Iglesias, del ex responsable de Siemens Juan José Chinchilla y de Germán Álvarez, que estaba acusado como partícipe lucrativo.

La Audiencia condenó además a un año de prisión y 18.000 euros de multa a Florencio Ornia, Juan Carlos Mangana, Sotero Jiménez y Valentín Medel, que ocuparon diferentes cargos en los gobiernos socialistas y en el PSOE, por un delito continuado de falsedad de documento mercantil y les absolvió de cohecho, lo que confirma el Alto Tribunal.

El caso AVE, que comenzó a instruirse en 1994, fue desglosado por el Supremo del 'caso Filesa' para investigar vías de supuesta financiación irregular del PSOE, en concreto la relacionada con el presunto pago de comisiones por adjudicaciones del AVE Madrid-Sevilla.

Los hechos, el plan de transporte ferroviario del Gobierno socialista en 1987 

La Audiencia de Madrid absolvió a Álvarez y Molledo por considerar que ya habían sido condenados por el mismo delito de falsedad continuada en documento mercantil por el 'caso Filesa', pero ahora el TS concluye que "si se tramitan dos procesos distintos en relación con hechos distintos no puede haber cosa juzgada, ya que los hechos introducidos en el segundo proceso son materialmente diferentes".

Ahora el TS condena a Álvarez y a Molledo seis meses y un día de prisión menor por un delito continuado de falsedad en documento mercantil, en grado de consumación, a la pena a cada uno de ellos de 6 meses y un día de prisión, dado el carácter más favorable del Código Penal de 1973, y multa de 1.200 euros, con arresto sustitutorio caso de impago de un día por cada 100 euros que resulten impagados.

El caso quedó visto para sentencia en marzo de 2006 

La sentencia, de 158 folios y de la que ha sido ponente el magistrado José Ramón Soriano, recuerda que si se suma dicha pena a la que fueron condenados por el 'caso Filesa' -dos años, cuatro meses y un día de cárcel- se llega a dos años, diez meses y dos días, junto con las multas conjuntas de 1.800 y 1.200 euros, que asciende a 3.000 euros.

"De haber sido enjuiciados estos hechos en la causa 880/91 -Filesa-, una sentencia con estas penas sería perfectamente prudente y proporcionada y en ningún caso rebasaría los límites culpabilísticos y penológicos resultantes de un conocimiento judicial conjunto", concluye la resolución.

El juicio por el 'caso AVE' quedó visto para sentencia en marzo de 2006, más de un año después desde que comenzara a celebrarse.

La Fiscalía Anticorrupción situó los hechos en el plan de transporte ferroviario aprobado por el Gobierno socialista en 1987, en el marco del cual "un grupo de responsables del PSOE (...) urdieron un plan para recabar comisiones ilícitas de contratistas, fabricantes y tecnólogos de los proyectos del AVE a cambio de concederles adjudicaciones de los contratos por RENFE".

La fiscal pedía para los acusados penas que oscilaban entre los 15 y los dos años de prisión por delitos de cohecho, fiscales y de falsedad documental.