Miércoles, 12 de Noviembre de 2008

El Gobierno rechaza que Gazprom entre en Repsol

Rusia sorprende al anunciar que su monopolio gasista quiere el 20% de Sacyr en la petrolera

A. M. VÉLEZ / S. R. ARENES ·12/11/2008 - 22:11h

Luis del Rivero, presidente de Sacyr.

El Gobierno rechaza la posible entrada del monopolio ruso del gas, Gazprom, en Repsol, primera petrolera española. Aunque oficialmente el Ejecutivo no interfiere en operaciones empresariales, esa es, según fuentes solventes, la primera reacción al sorprendente anuncio que hizo ayer el viceprimer ministro ruso, Alexander Zhukov, en presencia de un estupefacto Miguel Sebastián, con el que acababa de reunirse. Gazprom “estudia comprar el 20% de Repsol a través de la constructora Sacyr”, dijo Zhukov, al que repreguntaron tres veces por si había un error de traducción.

Acto seguido, el ministro español de Industria dijo no tener “ni la más remota idea” de las intenciones de Gazprom, que supondrían la entrada en buena parte del sector energético español (Repsol participa en Gas Natural, que prevé fusionarse con Unión Fenosa) de un grupo público utilizado en ocasiones como arma política por Moscú, que controla más de la mitad de su capital.

Sebastián ha defendido que Repsol siga siendo española. “No hemos hablado de ninguna operación”, dijo ayer tras su encuentro. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, también se reunió anoche con Zhukov. Moncloa asegura que la cuestión no se planteó en la cita.

Repsol, Gazprom y Sacyr también guardaron silencio. La petrolera, que hoy presenta resultados, sería el plan B del grupo ruso para irrumpir en Europa a lo grande, tras su frustrado asalto a la lusa Galp.

No se descarta que el presidente de Sacyr, Luis del Rivero, haya mantenido contactos con el gigante ruso. El mero anuncio del interés de Gazprom supuso un alivio para la cotización de la constructora, muy castigada este año por su deuda. Ayer ganó un 5,3%.

La duda es si la posible compra del 20% de la petrolera representa una verdadera alegría para la constructora. A priori, debería serlo. Del Rivero ya dijo en septiembre que esa participación estaba en venta, al igual que la filial de autopistas, Itínere, y la de servicios, Valoriza, para las que no encuentra comprador, con el grifo de la banca cerrado.

Improbable

Para que a Sacyr le resulte rentable la venta, Gazprom debería pagar 26 euros por acción, lo que abonó la constructora (6.525,5 millones). Es un 83% más respecto a los 14,24 euros a los que cotiza Repsol, que ayer no reaccionó al anuncio de Zhukov. Parece improbable que el imperio ruso pague ese plus, inédito en cualquier operación de compra y más en las circunstancias actuales.

Además, es dudoso que Del Rivero quiera vender Repsol si no es con fuertes plusvalías porque se quedaría sin el principal motor de sus beneficios. En el primer semestre, Sacyr ganó 416 millones y la mayoría, el 73%, procedió de los dividendos que cobra por su peso en Repsol. Por último, cualquier operación en Repsol tiene que contar con el visto bueno de La Caixa, que tiene el 13% de la petrolera.

 

Una sacudida al sector energético español

Repsol es la primera petrolera de España. En el último mes Cepsa ha superado su valor en bolsa, pero ésta es casi una empresa francesa por el peso de su accionista Total.

Fenosa - Gas Natural de rebote

Si Gazprom entrara en Repsol se convertiría en primer socio de la petrolera e influiría en la prevista fusión Gas Natural-Fenosa, ya que Repsol (que ampliará capital para financiar esa compra) es accionista destacado de la gasista.

Otro grupo público tras Enel

Gazprom puede ser el segundo grupo público extranjero con peso en el sector energético español, tras Enel, que se alió a Acciona (otra constructora, como Sacyr) para comprar Endesa.

Irrupción: el que faltaba

Con un 25% del gas de la Unión Europea (UE), Rusia no tiene peso en España, que lo compra sobre todo a Argelia y a Egipto.

Herramientas: el precedente de E.ON

La Comisión Nacional de la Energía se ha inhibido de su derecho de veto a la opa de Gas Natural sobre Fenosa. Dice que la condena de la  UE a España por las trabas a E.ON en su frustrada opa sobre Endesa lo impide. El Gobierno no tiene herramientas legales para detener a Gazprom, que tiene a su favor que un 50% de Repsol está en bolsa. Pero la experiencia de E.ON, que no avisó de sus intenciones al Gobierno, es un precedente a considerar, teniendo en cuenta la reacción de Sebastián ayer.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad