Miércoles, 12 de Noviembre de 2008

¿Va al doctor? Un experto aconseja que lo haga preparado

Reuters ·12/11/2008 - 17:25h

Por Megan Rauscher

Para aprovechar al máximo la próxima consulta con el médico, hay que estar preparado y ser proactivo y "agradablemente firme", recomendó el doctor Michael Pignone, jefe de medicina interna de la University of North Carolina, en Estados Unidos.

"Tener una agenda. Escribir los problemas sobre los que tiene que consultar. Ayuda mucho al médico darle una síntesis rápida del motivo de la consulta", explicó Pignone a Reuters Health por vía telefónica.

Además, hay que conocer los antecedentes clínicos y los medicamentos usados.

"Los médicos deben saber qué estudios, y cuándo, se le hicieron a un paciente, como así también qué medicamentos está tomando", dijo Pignone.

"Sin esos datos, podrían volver a pedir estudios por error o recetar fármacos que pueden interactuar negativamente con otra medicina que el paciente ya está tomando", añadió.

Es importante también informarle al médico sobre los valores personales y el estilo de vida. No es algo que los pacientes consideran, dijo Pignone, pero "no tiene sentido aceptar un tratamiento que la persona sabe que no cumplirá".

La investigación demuestra que los pacientes que se preparan para ir a la consulta con el médico tienden a recibir una mejor calidad de atención y a salir más satisfechos de la consulta que el resto de los pacientes.

Si uno no se prepara, seguramente se olvidará algo, indicó Pignone, y en el actual modelo de atención, agregó, "uno no puede levantar el teléfono y preguntarle al médico".

"El sistema actual es anticuado y recompensa las consultas cara a cara, especialmente los procedimientos por sobre el trabajo cognitivo, cuando la mayor parte de la atención, especialmente a adultos mayores, incluye el trabajo intelectual", señaló el investigador.

En la era de las enfermedades crónicas, dijo Pignone, una minoría de pacientes padecen trastornos que necesitan una consulta médica cara a cara.

"Si el paciente está adecuadamente entrenado en el autocontrol (por ejemplo, del azúcar en sangre, de la presión o la falta de aire en el caso de una enfermedad pulmonar), muchas de esas consultas se pueden hacer por vía telefónica, con ajustes en la dosis de la medicación", agregó el experto.

Pignone predice que en cinco años el consultorio médico será muy distinto. Una propuesta de reforma de la atención médica, llamada modelo de "hogar médico", incluye el reembolso a los médicos del tiempo dedicado a la atención de los pacientes por vía telefónica o correo electrónico.

"Si yo pudiera cobrar lo mismo que en el consultorio por el tiempo que dedico a hablar por teléfono o responder correos electrónicos, podría organizar mejor mi día y seguramente atender mejor a mis pacientes", dijo Pignone.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad