Miércoles, 12 de Noviembre de 2008

Un laico en la alcaldía de Jerusalén

Nir Barkat se impone a los ultraortodoxos en las elecciones municipales de la ciudad santa convertida en un campo de batallapolítico y religioso

AGENCIAS ·12/11/2008 - 07:03h

EFE - El alcalde electo Nir Barkat ante el Muro de las Lamentaciones.

El candidato laico Nir Barkat ha ganado las elecciones a alcalde de Jerusalén con más del 52% de los votos frente al 42% de su principal rival, el rabino ultraortodoxo Meir Porush. La conocida como ciudad santa, desolada en un campo de batalla entre luchas políticas y religiosas, se prepara para acoger al primer alcalde laico en cinco años.

Los datos fueron publicados tras el recuento de 703 de las 707 urnas, que estuvieron abiertas hasta las diez de la noche hora local.

El tercer candidato en liza, el millonario ruso Arcadi Gaydamak, del recién creado Partido de la Justicia Social, apenas consiguió el 3,6% de apoyos. Por su parte, el músico Dan Birón, representante del Partido de la Hoja Verde, se quedó a las puertas del 1% de los votos.

Campaña moderada

Barkat, un empresario de 49 años que concurrió como candidato independiente, anunció su victoria con la mitad de votos escrutados. "Desde esta mañana, soy el alcalde de todos los jerosolimitanos", dijo el candidato electo, informaron medios locales.

Barkat amplío sus apoyos hacia un electorado de religiososo moderados

El nuevo alcalde de Jerusalén hizo una campaña que apuntaba al sector laico, pero amplió su apoyo hacia un electorado medio de votantes religiosos moderados. De ese modo, declaró en su discurso que Jerusalén es la "capital eterna del pueblo judío" y "pertenece a la izquierda y a la derecha, a los religiosos y a los seculares".

Los votantes laicos componen alrededor de un 43% de los votantes, los neutrales, cerca de un 30% y los ultraortodoxos, un 27%.

Jerusalén, en el punto de mira

La votación de Jerusalén estaba entre las más significativas de unas 160 elecciones locales celebradas en Israel el martes, antes de los comicios parlamentarios a nivel nacional que tendrán lugar el 10 de febrero.

En la zona este de la ciudad, la concurrencia a las urnas fue muy baja

Los palestinos y la comunidad internacional no reconocen el mandato israelí sobre la zona este de mayoría árabe de Jerusalén ni su exigencia de considerar toda la ciudad como su capital. La concurrencia a las urnas en esas áreas fue muy baja, según las noticias.

Durante la jornada electoral la participación en Jerusalén fue del 41%, un punto más que la media de Israel, donde ayer se eligieron alcaldes y concejos municipales para los próximos cinco años en 159 ciudades, localidades y pueblos.

Unas 750.000 personas viven en Jerusalén, entre ellas 260.000 palestinos.

Olmert, interrogado por décima vez

El primer ministro israelí, Ehud Olmert, será interrogado una vez más por la Policía, y ya van 10, el próximo viernes en su residencia de Jerusalén, informaron fuentes oficiales.

El Departamento de Fraude israelí tiene abiertas varias investigaciones sobre el jefe de Gobierno, incluida una por soborno y cohecho, aunque, según medios locales, la que podría llevarle ante la Justicia es la del conocido como escándalo de las "dobles facturas".

Los investigadores sospechan que Olmert y la agencia de viajes Rishon Tours presentaron facturas duplicadas a distintos organismos e instituciones de los viajes que el político realizó al extranjero. Se sospecha de que los gastos por los desplazamientos habrían sido pagados de forma simultánea por esas instituciones.

La Policía cree que la agencia de viajes enviaba a cada institución una factura original de los billetes y gastos de hotel, generando excedentes que depositaba en una cuenta privada a nombre del primer ministro, de la que después Rishon Tours retiraba dinero para pagarle vacaciones privadas a él y sus familiares.

Olmert se ha declarado inocente públicamente de todas las acusaciones, si bien éste y otros escándalos le obligaron a dimitir y convocar elecciones primarias en su partido, el Kadima, que ganó la actual titular de Asuntos Exteriores, Tzipi Livni.