Martes, 11 de Noviembre de 2008

Los pisos deben bajar un 23% aún para que se compren

La consultora Aguirre Newman calcula la rebaja que falta aunque el descenso en el año aún está en el 7,3%

SUSANA R. ARENES ·11/11/2008 - 20:52h

SUSANA VERA/ REUTERS - Imagen de archivo agosto de 2007.

El precio de los pisos sigue siendo caro. Ya lo dicen hasta los propios consultores e intermediarios inmobiliarios. Uno de los principales en España, Aguirre Newman, estima que para animar las compras de viviendas, el precio tendría que bajar al menos un 23%, con un Euribor (que marca el coste de la mayoría de hipotecas) en el 4,5%. Ésta es la rebaja necesaria para que el esfuerzo de una familia, es decir, lo que paga de hipoteca sobre el total de su renta disponible, baje al 30%, que es el tope que ahora pide la banca.


De momento, estos descuentos no se cumplen. Algunos promotores aseguran que han hecho rebajas del 15% en los últimos meses. La sociedad de tasación de las cajas de ahorros, Tinsa, acaba de difundir que el precio de la vivienda libre bajó un 7,3% entre enero y octubre, la mayor caída registrada hasta ahora en las estadísticas. En octubre, en comparación con el mismo mes de 2007, los precios bajaron un 6,5% y encadenaron ocho meses de descensos. Para el Ministerio de Vivienda, al cierre de septiembre, la vivienda libre aún crecía un 0,4%.


El mayor retroceso de precios, según Tinsa, se dio en la costa mediterránea, del 8,9% en octubre, mientras en las áreas metropolitanas, fue algo menor, del 7,6%.

Se revitalizan los alquileres

Con el parón en las ventas, se abre una oportunidad para que el alquiler gane peso en España. Ahora, sólo supone el 7,68% del total de viviendas, es decir, casi 1,8 millones de pisos alquilados. El dato difiere del 11% que dio en junio el Ministerio de Vivienda porque este departamento sólo tiene en cuenta la primera residencia y no el total de pisos, según la consultora. Con estas cifras, el alquiler español está a años luz del 57% de Alemania o de la media europea del 30%.


El año pasado comenzó un cambio de tendencia porque muchos potenciales compradores, "ante la incertidumbre sobre la evolución de los precios se decantan por esperar y alquilar", explicó Javier García-Mateo, director de análisis e investigación de mercados de Aguirre Newman. Con el parón de ventas de pisos, el alquiler crecerá hasta un 15% el próximo año y un 21% en comparación con 2006, ya que superará los 2 millones de pisos, mientras las compraventas caerán un 45%, según la consultora. La mala noticia es que el alquiler seguirá subiendo "por encima del IPC", según García-Mateo.


Planes imposibles de VPO

Los 600.000 pisos de VPO de alquiler que planea el Ministerio de Vivienda en diez años son ahora un plan imposible. Aguirre Newman se pregunta qué promotores y entidades financieras están dispuestos a costear los 5.100 millones que valdría hacer 60.000 VPO de alquiler al año. García-Mateo afirma que "hay que reformar el marco legal y fiscal" para atraer dinero extranjero con el que impulsar el alquiler como alternativa a la compra.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad