Martes, 11 de Noviembre de 2008

La inmunoterapia beneficiaría a preescolares alérgicos

Reuters ·11/11/2008 - 17:53h

Por Megan Rauscher

Aunque existe controversia sobre el uso de la inmunoterapia en los menores de 6 años, un nuevo estudio demuestra que es segura y efectiva para tratar la rinitis alérgica en ese grupo etario y que hasta podría prevenir la aparición futura de nuevas alergias y asma.

Mediante una revisión de las historias clínicas de un centro especializado en alergias del período 1992-1997, el equipo del doctor Zachary D. Jacobs, de la University of Missouri, en Columbia, identificó a 59 pacientes de entre 18 meses y 5 años con rinitis alérgica tratados con inmunoterapia tradicional.

El procedimiento, llamado también inmunoterapia alergeno-específica por vía subcutánea, consiste en la aplicación de inyecciones con extracto de la sustancia que provoca la respuesta alérgica (el alergeno).

Esto suprime la respuesta alérgica durante la exposición continua al alergeno. Pero el tratamiento puede producir efectos adversos, como la anafilaxis, una reacción grave que pone en riesgo la vida.

Todos los niños participantes tenían síntomas de rinitis alérgica, no habían respondido por completo a una terapia previa y habían tenido por lo menos un resultado positivo en la prueba cutánea.

Según el estudio, la inmunoterapia subcutánea disminuyó un 10 por ciento las reacciones alérgicas en los niños de 18 meses.

En cambio, las reacciones aumentaron un 62 por ciento, un dato estadísticamente significativo, comparado con un grupo de niños asmáticos de la misma edad que no recibieron inmunoterapia.

Estos resultados se presentaron en la reunión anual del Colegio Estadounidense de Alergia, Asma e Inmunología, que se realiza en Seattle.

El doctor John Oppenheimer, director de investigación clínica de la Asociación Pulmonar y Alérgica en Nueva Jersey, que no participó del estudio, dijo: "Sabemos que la prevalencia del asma y las alergias está aumentando, de modo que lo que este estudio refuerza es la necesidad de incorporar esas terapias modificadoras de enfermedad más precozmente, es decir, en los niños pequeños".

El doctor Gailen D. Marshall, de la University of Mississippi, en Jackson, y editor jefe de la revista Annals of Allergy, Asthma and Immunology, opinó: "Se necesitan más estudios antes de que esté de acuerdo con que mi nieto de 18 meses reciba inmunoterapia (...) Se debe demostrar la relación beneficio-riesgo del tratamiento. En cuanto a la sensibilidad, estos datos confirman esa relación".