Martes, 11 de Noviembre de 2008

Uruguay despenaliza el aborto bajo la amenaza del veto presidencial

La decisión ha generado una división política y social en el país. El presidente Tábare Vázquez puede vetar la nueva ley.

PÚBLICO.ES/EFE ·11/11/2008 - 16:01h

IVÁN FRANCO/EFE - Una manifestante que apoya la Ley sobre Salud Sexual y Reproductiva, en una concentración frente a la Cámara de Diputados el día que se aprobaba la ley.

El Senado de Uruguay ha aprobado por mayoría la Ley de Salud Sexual y Reproductiva, que despenaliza la práctica del aborto y que ha generado una división política y social en el país, según informan fuentes parlamentarias.

La ley, anteriormente aprobada por la Cámara de Diputados, fue impulsada por los legisladores de la oficialista coalición de izquierda Frente Amplio.

Sin embargo, el presidente uruguayo, el socialista Tabaré Vázquez, se ha mostrado en contra de esta ley y ha advertido que la vetará.

En el Senado la ley fue aprobada con el voto a favor de los 17 legisladores oficialistas presentes y el voto en contra de los 13 del Partido Nacional y del Colorado, ambos de oposición.

Apoyo popular

La ley había sido aprobada la semana pasada en medio de una fuerte polémica y por escaso margen (49-48), por la Cámara de Diputados, pero fue enviada de nuevo, con algunos cambios, al Senado, donde ya había sido respaldada previamente. Los senadores ratificaron hoy dichos cambios, que no fueron de fondo.

El aborto es una cuestión muy presente en la sociedad uruguaya

El 57% de los uruguayos se ha mostrado a favor de esta ley que legaliza la práctica del aborto frente al 42% que está en contra, y el 63% rechaza la posibilidad de veto que le otorga la Constitución al presidente Tabaré Vázquez, que anunció que la ejercerá, según una encuesta difundida el lunes.

Que sólo el 1 por ciento de los consultados no haya dado su opinión muestra, según los expertos, que el aborto es una cuestión muy presente en la sociedad uruguaya.

Del 57% que se mostró a favor del aborto, la gran mayoría (65%) son jóvenes, el 67% de nivel socio-económico alto y 72% votantes de la gobernante coalición de izquierda Frente Amplio.

El veto de Tabaré Vázquez

El presidente,  médico de profesión y primer presidente de izquierda en la historia de Uruguay, está en contra de la iniciativa de los legisladores de su coalición, y ya ha anunciado que tiene intención de hacer uso del veto en contra de la ley.

Aunque la Constitución le da al Parlamento la posibilidad de levantar el veto del presidente y dejar firme una ley, para ello se necesitan mayorías especiales que en este caso no se lograrían, debido a que los legisladores del Partido Nacional, el principal de la oposición, se oponen al proyecto de ley y votaron en contra en ambas cámaras. 

El aborto en Uruguay 

En Uruguay rige una ley de 1938 que castiga con prisión a las mujeres que aborten y a quienes colaboren con el procedimiento.

Sólo está permitida la práctica en casos de violación o de riesgo de vida para la madre o el feto.

Cada año se realizan unos 30.000 abortos clandestinos en el país, según datos de los impulsores de la despenalización, en intervenciones cuyo costo puede alcanzar hasta los 1.000 dólares.

En América Latina, el aborto sólo está permitido en Ciudad de México y Cuba.

 

 

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad