Martes, 11 de Noviembre de 2008

"Obama es bueno para el país, pero malo para la comedia"

La elección del nuevo presidente de Estados Unidos da poco juego para los humoristas de su país quienes tenían en George W. Bush el gran foco de sus burlas

REUTERS ·11/11/2008 - 10:56h

AFP - Un mismo despacho y qué presidentes tan diferentes.

La histórica victoria de Barack Obama en las elecciones presidenciales de Estados Unidos no es una buena noticia para los cómicos que solían bromear sobre el actual presidente George W. Bush, según los expertos.

Obama, cuya candidatura fue respaldada por muchas figuras de Hollywood, asumirá el 20 de enero el cargo como el primer presidente negro en la historia de Estados Unidos, en medio de una crisis financiera mundial y de los conflictos en Irak y Afganistán.

Ya sea porque era el favorito de los cómicos de tendencias progresistas, como por la naturaleza histórica de su elección o por los comentarios poco apropiados del actual presidente, los humoristas encuentran ahora poco material para hacer bromas sobre Obama.

"La comedia prospera cuando hay objetivos ridículos"

"La elección de Obama es buena para nuestro país pero mala para la comedia. Es una persona seria e inteligente que está intentando rescatar a un país en medio de una crisis, y eso no es algo que sea comiquísimo", dijo Michael Musto, un columnista de la Village Voice de Nueva York.

"La comedia prospera cuando hay objetivos ridículos. Tradicionalmente, a programas como Saturday Night Live les ha ido bien con presidentes como (Gerald) Ford, quien no podía estar parado todo el tiempo, o (Bush), quien no podía decir la palabra nuclear", agregó.

Bush y las audiencias

Los programas de televisión del estilo de "Saturday Night Live" tuvieron buenas audiencias durante la campaña presidencial , del mismo modo que nunca les faltó material durante los ocho años del Gobierno de Bush.

"Como comediante, voy a extrañar al presidente Bush"

El espacio de la CBS "The Late Show with David Letterman" cuenta con una sección habitual llamada "Grandes momentos en discursos presidenciales" en la que deja en ridículo a Bush, por lo que lamentó junto a Jay Leno, quien tiene el programa "The Tonight Show" en la NBC, el triunfo de Obama.

"Tengo que admitir que, como comediante, voy a extrañar al presidente Bush porque Barack Obama no se presta tan fácil a las bromas sobre él, no da mucho margen para eso", indicó el humorista a su audiencia tras las elecciones del 4 de noviembre. "Ven, por eso Dios nos dio a (el vicepresidente electo) Joe Biden", agregó.

Noticias Relacionadas