Martes, 11 de Noviembre de 2008

Investigadores españoles identifican un gen en humanos que predispone a la adicción a la cocaína

EUROPA PRESS ·11/11/2008 - 09:45h

Una variación genética predispone a los humanos a la adicción a la cocaína, según un estudio en el que han participado Ainhoa Bilbao y Fernando Rodríguez de Fonseca de la Fundación IMABIS de Málaga.

El trabajo se publica esta semana en la edición digital de la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

El descubrimiento fue realizado mediante experimentos en ratones que muestran que la versión en ratones de un gen es un factor importante para calibrar la respuesta del animal a la cocaína.

El gen identificado actúa como protector contra la cocaína

Según explica Fernando Rodríguez de Fonseca, "la identificación de este gen es un primer paso para encontrar los genes de la vulnerabilidad a la cocaína, y poder así entender y prevenir el impacto que esta droga tiene en poblaciones susceptibles. Dado que la ausencia de este gen incrementa la sensibilidad a este psico-estimulante, podemos considerarlo como un gen protector contra la cocaína".

Para el investigador, el estudio de los mecanismos de actuación de este gen "nos permitirá conocer más piezas moleculares de los efectos de la cocaína y desarrollar herramientas diagnosticas y terapéuticas contra una adicción para cuyo tratamiento apenas se dispone de herramientas especiales".

El gen, llamado CAMK4 en humanos, codifica una enzima cuya principal función es modificar un factor de transcripción del ADN común. Sin embargo, los investigadores descubrieron que la versión en ratones de CAMK4 ejerce su efecto sobre la adicción mediante un mecanismo diferente.

Durante el trabajo, dirigido por el hispano-polaco de origen gallego Jan Rodríguez Partkina del Centro de Investigación del Cáncer Alemán, los científicos desarrollaron cepas de ratones en los que CAMK4 y otros genes estaban inactivos. En comparación con los controles, los ratones en los que estaba desactivado el gen se volvían adictos a la cocaína más rápido y se veían afectados de forma más severa, lo que se definió con experimentos que evaluaban la preferencia del animal por áreas en las que había sido inyectado con la droga.

Los científicos realizaron después una encuesta estadística de 670 adictos a la cocaína y 726 individuos control de Sao Paulo en Brasil. En este caso, una variación de CAMK4 se asoció de forma clara con la adicción.

Los investigadores señalan que el efecto es recesivo, lo que significa que una persona podría necesitar poseer dos copias de esta variación genética. Los estudios en animales y humanos podrían suponer un punto de partida para los investigadores que buscan conseguir la recuperación de la adicción.

Una adicción muy española

El Observatorio Europeo de drogodependencias, a cuyo comité científico pertenece Rodríguez de Fonseca, constata en su informe de 2008 un incremento general del consumo de la cocaína en Europa y vincula a esta droga en muchos de los casos de mortalidad asociada al uso de sustancias ilegales.

"Está claro que existen factores genéticos y ambientales que facilitan la adicción a la cocaína"

En el último mes cerca de 2 millones de personas declararon su uso. Los dos países con mayor prevalencia de Consumo son España y Reino Unido, en donde en el último mes entre el 1,3 y 1,7 por ciento de la población la consumieron.

Según señala Fernando Rodríguez de Fonseca, "hoy por hoy no conocemos si existen poblaciones susceptibles de hacerse adictos a cocaína, pero sí está claro que existen factores genéticos y ambientales que facilitan el consumo y la adicción a la cocaína".

El investigador apunta que la identificación de los factores que faciliten la adquisición, persistencia del consumo y pérdida del control sobre el uso de la cocaína es crucial para establecer tratamientos efectivos ya que no hay ninguna terapia realmente eficaz contra la adicción a esta droga.

Noticias Relacionadas