Martes, 11 de Noviembre de 2008

Una huelga de transportes sume a Italia en el caos

Al paro casi total del sector se une por sorpresa el de la compañía Alitalia

JORDI MUMBRÚ ·11/11/2008 - 08:00h

Guido Montani/EFE - La huelga de conductores dejó fuera de servicio a los tranvías de Roma, como los dos de la imagen.

Cada semana que pasa se añade un nuevo colectivo a la lista de las protestas en Italia. Mientras los estudiantes siguen quejándose por el recorte presupuestario en educación, los trabajadores del transporte público protagonizaron ayer una huelga que dejó el país patas arriba. Ayer el tráfico en las ciudades italianas era más caótico que de costumbre. Según los sindicatos, la huelga tuvo un seguimiento de más del 90%. Ni autobuses, ni tranvías, ni metros, ni trenes. La única forma de moverse ayer por Italia era en vehículo privado, en bicicleta o a pie.

Las ciudades más grandes, como Roma o Milán fueron las que más notaron los efectos de la protesta, aunque también tuvieron que sufrirla los vecinos de Bolonia, Nápoles o Turín, entre otros. La protesta estaba convocada por los sindicatos mayoritarios y su objetivo era presionar al Gobierno para que renueve el convenio de los trabajadores.

Los ciudadanos, indignados

El líder de la Unión Italiana de los Trabajadores, Antonio Foccillo, destacó que esta amplia participación en la huelga confirma "la exigencia de comenzar y concluir lo antes posible la negociación para la renovación de los convenios", de forma que se pueda "relanzar la profesionalidad de los trabajadores en el interés, sobretodo, de toda la ciudadanía".

Pero ayer fue la ciudadanía quien pagó la falta de acuerdo. Las principales asociaciones en favor de los consumidores italianos (Adusbef y Federconsumatori) consideraron "indignante" que los sindicatos y el Gobierno aún no se hayan sentado a negociar para solucionar esta crisis.

Pocas horas antes de que terminara la huelga de transporte público, los trabajadores de Alitalia dieron la sorpresa al anunciar que también ellos estaban en huelga a partir de las seis de la tarde. Los ciudadanos que sin transporte público en las ciudades lograron llegar al aeropuerto, se encontraron con que Alitalia ya no volaba.

Esta compañía aérea está en proceso de privatización. Los trabajadores de tierra y los pilotos se oponen a las reducciones salariales y habían anunciado 15 días de protestas durante el próximo año. Ayer decidieron no esperar más. También habrá huelga el 25 de noviembre y el 6 de diciembre de este año y 13 días del año que viene.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad