Martes, 11 de Noviembre de 2008

"La injerencia de EEUU ha descendido en los años de Bush"

Entrevista con Samuel Santos, Canciller de Nicaragua. El triunfo demócrata en EEUU le hace concebir esperanzas de que se acerca un tiempo de diálogo fructífero entre Latinoamérica y Washington

GORKA CASTILLO ·11/11/2008 - 08:00h

Mario López / EFE - Simpatizantes del candidato sandinista a la alcaldía de Managua, el ex boxeador Alexis Argüello, celebran su triunfo electoral.

El canciller nicaragüense defiende que la revolución sandinista no murió en el siglo XX y que ahora, renovada, se prepara para aportar ideas nuevas al cambio político en el mundo.

"Las críticas a Ortega proceden de una ONG que no respeta la ley"

¿Qué supone para Nicaragua el triunfo de Obama?

Se ha abierto una ventana para que entre la luz en el túnel. El pueblo estadounidense ha hecho un esfuerzo cívico ejemplar para lograr un cambio. Es una gran oportunidad que no deberíamos desaprovechar.

¿Cuáles son los ejes que deben marcar la política internacional de la nueva Administración?

"Las relaciones con Unión Fenosa han mejorado porque hubo diálogo"

Uno es el fortalecimiento de la estructura de Naciones Unidas. El segundo sería alejar el espectro de las guerras que ha presidido la política de Bush. Por último está encarar el cambio climático, ya que si EEUU cambia su actual política, la salud medioambiental de la Tierra podrá reconducirse.

¿Espera cambios sustanciales respectoa América Latina?

Nicaragua mantiene un entendimiento con EEUU bastante bueno. La clave ha sido el respeto mutuo. En los ocho años de Administración republicana, la injerencia estadounidense en los asuntos latinoamericanos ha disminuido considerablemente. Esperamos que Obama continúe esta línea y acepte con naturalidad los cambios que se están produciendo.

Se refiere a los cambios políticos registrados en varios países latinoamericanos durante los últimos ocho años.

Sí y por eso digo que el respeto mutuo y la no injerencia serán fundamentales para que entre todos contribuyamos a construir un futuro mejor. Nosotros estamos preparados para aportar humildes ideas.

¿Siguen teniendo problemas con empresas españolas como Unión Fenosa?

En este caso concreto, logramos encontrar una solución gracias a la voluntad de diálogo por ambas partes. En una relación a largo plazo, nunca puede haber uno que gane más que otro. Nicaragua está abierta a la inversión, pero bajo unas normas estrictas.

Algunos colectivos acusan a Daniel Ortega de intolerancia con la oposición y de gobernar con nepotismo.

Estas críticas están vinculadas a una ONG, el Movimiento Autónomo de Mujeres, que se negó a cumplir las leyes del país. El Gobierno defiende la institucionalidad al máximo. En Nicaragua hay 4.202 organizaciones y todas menos una han presentado los documentos exigidos para legalizar su situación. Esa ONG se declaró en rebeldía.

¿También tienen problemas con la prensa crítica?

Esta ONG pertenece al hijo y al sobrino de los propietarios de los dos principales diarios del país: La Prensa y El Nuevo Diario, ambos vinculados a la familia Chamorro.

¿Qué queda ahora de aquel sandinismo histórico de los años ochenta?

Fueron diez años revolucionarios de muchas experiencias. Cabe recordar que de aquel conflicto emana la única sentencia contra un país del Tribunal Penal Internacional de La Haya. Se trata de un dictamen contra EEUU por el minado de puertos civiles nicaragüenses. Luego llegaron 18 años de oposición democrática que sirvió para madurar.

¿Han renunciado a sus principios revolucionarios de educación, tierray salud?

En absoluto. Mantenemos los principios revolucionarios de 1979 cuando el sandinismo expulsó al dictador Somoza. En la actualidad estamos invirtiendo el proceso de privación educativa acometido por los gobiernos conservadores en los últimos años. También tenemos en marcha proyectos productivos en el campo. Y todo en libertad. Sin alterar el orden constitucional.

¿Qué ocurrió con gente como Ernesto Cardenal y otras figuras que se han desmarcado del FSLN?

Es normal que algunos líderes decidan separarse de la lucha en beneficio del pueblo. La escisión sucedió cuando perdimos el poder.

Noticias Relacionadas