Lunes, 10 de Noviembre de 2008

UGT y CCOO piden medidas para la economía productiva

El presidente promete más decisiones para paliar los efectos de la crisis

P. GONZÁLEZ ·10/11/2008 - 23:00h

dani poz0 - Zapatero con el presidente de CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, y el líder de UGT, Cándido Méndez.

Los sindicatos UGT y CCOO creen que la cumbre de este fin de semana en Washington debe significar un giro hacia la economía productiva, en detrimento de la financiera. Después de reunirse a mediodía con la banca, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, recibió a última hora de la tarde a los agentes sociales para preparar la reunión del G-20 del finde semana.

Según el secretario general de CCOO, José María Fidalgo, la reunión del sábado en la capital estadounidense debe conducir a "una inversión de la jerarquía de valores: primero está la economía productiva, y luego, la otra". En parecidos términos se expresó el líder de UGT, Cándido Méndez, para quien la cumbre de este fin de semana debe servir para "quitarle las riendas de la globalización a la economía especulativa y devolvérsela a la economía productiva".

Las medidas concretas que defienden UGT y CCOO para la cumbre recogen la posición de la Confederación Sindical Internacional, expresada en un documento de nueve folios aprobado el pasado jueves. El documento plantea un "plan de recuperación a gran escala" para prevenir el riesgo de depresión mundial y que, entre otras cosas, contemple más rebajas coordinadas de los tipos de interés, más inversión en infraestructuras y medidas fiscales y de gasto público para apoyar a las rentas bajas y medias.

La propuesta sindical aboga, igualmente, por una nueva regulación de los mercados financieros (con más control sobre la remuneración de los ejecutivos y sobre el reparto de los beneficios de la empresa), un nuevo sistema internacional de gobernanza económica, y un nuevo modelo de distribución de la riqueza.

Los empresarios también creen que la economía real debe incluirse en la agenda política. Juan Roig, presidente saliente del Instituto de la Empresa Familiar (la asociación que agrupa a los principales grupos empresariales españoles) aseguró que la "grave" situación económica actual tiene su origen en el hecho de que se haya dado más importancia a la economía financiera que a la real, tanto a nivel mundial como nacional.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, dijo a los sindicatos y a los empresarios que es "consciente" de los efectos "perversos" que la crisis financiera internacional está teniendo en el empleo y el ahorro y se mostró dispuesto a adoptar más medidas para paliarlos.

Más imaginación

Por su parte, el vicepresidente económico, Pedro Solbes, en un acto organizado por el Grupo Parlamentario Socialista sobre el diálogo social, pidió "más imaginación" a los agentes sociales a la hora de formular al Gobierno propuestas de "alta naturaleza" para superar la crisis.