Martes, 11 de Noviembre de 2008

Un paso por detrás de Tiger

Sergio García se aúpa al puesto número dos del mundo tras vencer en el desempate el Abierto de Shanghai

ANDRÉS HERRANZ ·11/11/2008 - 08:00h

Sergio García se aúpa al puesto número dos del mundo. AP

El número dos del ranking mundial marca hoy quién es el mejor golfista del planeta. Al menos, el mejor golfista sano de la tierra. Porque el inalcanzable número uno, Tiger Woods, está de baja por lesión y a efectos estadísticos no pertenece a este planeta. Desde la mañana del lunes, Sergio García ocupa ese lugar de honor tras una brillante victoria en el HSBC de Shanghai.

El jugador de Borriol afrontaba la pasada madrugada una última jornada aplazada por la lluvia con la obligación de quedar siempre por delante de Phil Mickelson, defensor del torneo como campeón, que ponía en juego su número dos del ranking mundial. Si Sergio ganaba, poco importaba lo que hiciera el zurdo de Arizona. Si el castellonense era segundo en el torneo, lograría su objetivo siempre que Mickel-son fuera sexto o peor. Quizá por eso, cuando terminaba en el 18 sabiendo que se encaminaba a un playoff con Oliver Wilson, Sergio consultaba el marcador y sonreía. Mickelson había terminado octavo. Hiciera lo que hiciera en el de-sempate, se acostaría en China como segundo de la clasificación mundial.

El español puede recortar puntos a Woods al tener un mejor calendario

Pero el día no sería perfecto sin una victoria, y Sergio se llevó el torneo en el segundo hoyo del playoff tras un putt fallado por el inglés. Campeón del HSBC, líder de la lista de ganancias europea de 2009 esta se considera el primer evento de la nueva temporada con más de 600.000 euros y número dos del mundo por primera vez en su carrera. "Me siento genial", acertaba a decir García en el green del 18, con una sonrisa de las que van más allá de las palabras.

La última vez que un jugador español escalaba a esa altura estadística fue entre 1992 y 1994, cuando Txema Olazabal alcanzaba el número dos por detrás del inglés Nick Faldo. Más allá, Severiano Ballesteros ostenta el honor de ser el único jugador nacional en lo más alto del golf mundial durante un total de 61 semanas, entre 1987 y 1991.

La barrera del cuarto puesto

Su triunfo en Shanghai le sitúa como líder del nue circuito europeo

Sergio García, por su parte, nunca hasta este año había pasado del cuarto puesto. Pero su excepcional temporada y las peculiaridades matemáticas de la lista, que establecen que el jugador defiende los resultados de los dos años anteriores, han provocado una escalada fulgurante en los últimos meses hasta el segundo puesto del escalafón.

¿Y ahora qué? La distancia con el número uno, Tiger Woods,es más que considerable. El monstruo de Cypress acumula 14,10 puntos de promedio por 8,68 de Sergio García. A efectos prácticos, hay más distancia entre ambos que la existente entre Sergio y el número 30 de la lista. Con todo, quedan motivos para la esperanza. Tiger tendrá que defender sus cuatro triunfos y un segundo puesto sobre seis torneos jugados en 2008 con la dificultad añadida de la rehabilitación de una rodilla prácticamente reconstruida. Sergio, por el contrario, tiene mucha mejora en los primeros meses del año, en los que apenas consiguió clasificarse entre los top ten.

"Estoy muy orgulloso de haber ganado y de ser número 2 del mundo. Es un buen comienzo de la carrera a Dubai". Y es que Sergio hace historia además como primer líder de la nueva era del circuito europeo. La temporada 2009 estrena unos lucrativos play-offs en los Emiratos Árabes, al estilo estadounidense.

Los jugadores están obligados a disputar al menos 11 torneos a este lado del Atlántico para optar a una bolsa cercana a los seis millones de euros para el ganador final. La batalla no ha terminado. Más bien acaba de comenzar.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad