Martes, 11 de Noviembre de 2008

De la Red no volverá a jugar antes de fin de año

Los estudios genéticos que se le practicarán una vez finalicen los cardiológicos duran 40 días

I. R. ·11/11/2008 - 08:00h

EFE - De la Red es retirado en camilla en Irún.

De la Red no vestirá de madridista hasta enero. Como mínimo. El centrocampista del Real Madrid, el muchacho que asustó a todos con su desvanecimiento súbito en el encuentro de ida de la eliminatoria copera ante el Real Unión, finaliza esta semana todos sus estudios cardiológicos y neurológicos. Las primeras pruebas no han evidenciado ningún tipo de anomalías. ¿Es el momento de permitirle competir, de darle el alta deportiva? No.

El siguiente paso es someter a De la Red a pruebas genéticas. Aunque el Madrid nunca ha sido partidario de llevar a cabo estos exámenes de forma generalizada a toda la plantilla (los estudios genéticos son excesivamente caros y muchos expertos piensan que no se justifica una inversión tan elevada en personas asintomáticas), como hacen otros clubes como Atlético o Depor, su realización es muy recomendable tras la aparición de una sintomatología tan intensa como la mostrada por el madridista en el partido de Irún.

Los exámenes genéticos, desde su inicio hasta el momento de la emisión de los resultados y su análisis, requieren un total de 40 días. Este plazo se cumpliría en Navidad.

El Real Madrid quiere hacer las cosas muy despacio en el caso de la Red. El club quiere mantener por todos los medios su prestigio médico ahora que su estructura se ha visto transformada con la llegada de un patrocinador (las pruebas se realizan ahora de forma obligada a través de especialistas encuadrados en centros de Sanitas) y contar con toda la información antes de tomar una decisión.

Consenso médico

Todo indica que la decisión final en torno a De la Red no la tomará sólo el Madrid. En el caso de que las pruebas realizadas sigan sin descubrir ninguna anomalía en el organismo del centrocampista, la responsabilidad del alta médica permitirle jugar de nuevo a la máxima intensidad requiere un amplio consenso médico que probablemente trascenderá a los galenos del club. Lo razonable es que haya que consultar con los mejores arritmólogos, cardiólogos especializados en arritmias, antes de emitir el alta definitiva.

La deseable vuelta a la competición del centrocampista aún tardará en llegar. Su regreso requerirá además una vigilancia intensiva y el transporte de un desfibrilador a todos sus partidos.