Lunes, 10 de Noviembre de 2008

El consumo de maní en la infancia podría prevenir la alergia

Reuters ·10/11/2008 - 15:13h

A diferencia de lo que recomiendan las guías disponibles, el consumo de maní en la infancia estaría asociado con una baja prevalencia de alergia, sugirió un nuevo estudio.

"Los resultados cuestionan si incluir en lugar de evitar el consumo de maní en la infancia es la mejor estrategia para prevenir la alergia al maní", escribieron los autores en Journal of Allergy and Clinical Immunology.

En Gran Bretaña, Australia y, recientemente, en Estados Unidos, las guías sugieren evitar consumir maní durante el embarazo y la lactancia y no incluirlo en la dieta del bebé en la infancia, indicó el equipo del doctor George Du Toit, del King's College de Londres.

El equipo analizó la prevalencia de la alergia al maní y los antecedentes alimentarios en 5.171 niños judíos del Reino Unido y en 5.615 niños en Israel.

Los autores hallaron que la prevalencia de alergia entre los niños británicos era 10 veces mayor que en los chicos de Israel (un 1,85 frente a un 0,17 por ciento).

"Esa diferencia no se debe a la atopía", escribió el equipo. La atopía es la tendencia heredada a desarrollar alergias, como eccema, rinitis alérgica o asma.

Los autores no hallaron diferencias entre ambos grupos en cuanto a la exposición a causas ambientales de la alergia, como los ácaros del polvo o el polen, la clase social o la genética.

"La diferencia más obvia en la dieta de los bebés de ambas poblaciones está en el momento de introducción del maní", señalaron. El 69 por ciento de los bebés en Israel consumían maní a los 9 meses, comparado con el 10 por ciento en el Reino Unido.

Las madres en Israel consumían mucho más maní durante el embarazo que las embarazadas británicas, destacó el equipo.

Los investigadores sugirieron que las recomendaciones para evitar el consumo de maní en la primera infancia estarían detrás del aumento de la alergia al maní en Gran Bretaña, Australia y Estados Unidos.

La doctora Jacqueline A. Pongracic, vicepresidenta de la comisión sobre Reacciones Adversas a los Alimentos de la Academia de Alergia, Asma e Inmunología de Estados Unidos (AAAAI), advirtió que aunque estos resultados "son optimistas en cuanto a la prevención a futuro de la alergia al maní, se necesitan estudios controlados y aleatorios para confirmar la efectividad de la introducción temprana del maní en la dieta".

El estudio Learning Early about Peanut Allergy (LEAP) en el Reino Unido está analizando los efectos de la exposición temprana al consumo de maní.

FUENTE: Journal of Allergy and Clinical Immunology, noviembre del 2008