Lunes, 10 de Noviembre de 2008

Muere la 'mamá de África'

La cantante surafricana Miriam Makeba murió hoy a los 76 años de edad tras un concierto contra el racismo y la mafia

EFE ·10/11/2008 - 08:53h

EFE - La cantante sudafricana, Miriam Makeba.

La cantante surafricana Miriam Makeba murió hoy a los 76 años de edad en la localidad de Castel Volturno (sur de Italia) a causa de un paro cardiaco que se produjo tras un concierto contra el racismo y la mafia en el que participaba la conocida como "la voz de África".

Makeba, que cantó durante más de media hora en el concierto organizado por el escritor italiano Roberto Saviano, amenazado de muerte por la Camorra, se sintió mal al término del espectáculo y tuvo que ser llevada a la clínica Pineta Grande, donde sufrió esta madrugada una crisis cardiaca.

Icono de la lucha contra el "apartheid" en su país, Makeba, marginada durante más tres décadas por el régimen racista sudafricano, siempre estuvo comprometida con la lucha por los derechos civiles y contra el racismo, una entrega que llevó a cabo hasta el último momento de su vida.

Luchadora incansable

La cantante, conocida también como la "mamá de África", supo llevar como nadie al escenario las tradiciones y los trajes típicos de su tierra en espectáculos donde su voz cálida y su grande presencia eclipsaban a los instrumentos étnicos que la acompañaban.

Icono de la lucha contra el "apartheid", siempre estuvo comprometida por los derechos civiles y contra el racismo

Nacida en Johannesburgo el 4 de marzo de 1932, aunque pasó su infancia en Petroria (en el Transvaal), Makeba comenzó a cantar en la década de 1950 con el grupo Manhattan Brothers, tras lo que fundó su propia banda, The Skylarks, que mezclaba jazz con música tradicional surafricana.

Después de ver que no podía llevar a cabo en su país la carrera musical que ella quería por su activismo comprometido, la cantante viaja a Venecia para después conseguir llegar a Londres, donde conoció a Harry Belafonte, quien le ayudó a entrar en los Estados Unidos.

Sin embargo, la vigilancia del FBI estadounidense obligó a Miriam y a su marido a trasladar su residencia a Guinea Conakry, donde residió hasta su regreso a Sudáfrica el 10 de junio de 1990 tras la excarcelación de Nelson Mandela, quien tiempo después le ofreció participar en su gobierno.

Noticias Relacionadas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad