Lunes, 10 de Noviembre de 2008

Santander y La Caixa parten con ventaja en la puja

El día 20 se celebra la primera subasta para inyectar liquidez en el sistema financiero

V. Z. ·10/11/2008 - 08:00h

La mayoría de las entidades se ha centrado en los últimos meses en sobrevivir de la mejor forma posible a las duras embestidas de la crisis financiera. Ahora se dan cuenta de que, a la vez, tendrían que haber ideado una fórmula para conceder más préstamos, si la había, ya que el Gobierno distribuirá 12.500 de los 50.000 millones de inyección de liquidez entre las entidades que más contribuyan a aumentar el crédito.

Concretamente, en la subasta de 5.000 millones que celebrará el próximo 20 de noviembre, repartirá 1.250 millones entre las entidades que más aumentaron su saldo crediticio entre mayo y agosto (los últimos datos publicados). Es lo que se llama la subasta no competitiva, la fórmula diseñada por el Gobierno para fomentar la concesión de nuevos créditos y evitar que todo el dinero que inyecte se dedique a pagar sus propias deudas. En ese tramo de la puja, parten con ventaja Santander, La Caixa, Caja Navarra, Barclays, Caja Madrid, Deutsche Bank, BBK o Banco Popular. Por el contrario, los que hayan rebajado su saldo no accederán a esa parte del dinero.

Caja Murcia y Caixa Catalunya son de las que más han limitado el crédito

Pero esa no será la única vara de medir porque eso supondría que los más grandes reciban más inyección. Para intentar diversificar la entrega de las ayudas, el Gobierno ha instaurado dos límites: una entidad no podrá recibir más del 10% de la subasta (es decir, 500 millones), ni tampoco más de 2,5 veces su cuota de mercado. Con estos límites, las entidades (de más de 10.000 millones de saldo crediticio) que más aumentaron el crédito en los últimos tres meses (Santander y La Caixa), recibirán hasta 500 millones de euros en la próxima subasta (entre la competitiva y la no competitiva). BBVA podrá recibir igual cuantía, pero al haber crecido menos, tendrá que recibir más parte en la competitiva, que será más cara.

El que más paga se lo lleva

Por el contrario, Caixa Catalunya, que disminuyó un 0,51% el saldo, no podrá acudir a la subasta no competitiva, aunque sí a la competitiva. en la que se lleva el gato al agua el que más paga.

El sector no cree que el plan vaya a impulsar la financiación

El sector financiero había pedido al Gobierno que repartiera el dinero por cuotas de mercado. Le parece una modalidad más sencilla y transparente. El Ejecutivo ha rechazado esa propuesta con la intención de fomentar más la diversificación y también la concesión de nuevos créditos. Aunque puede ayudar a que algunas entidades aflojen algo la restricción, en el sector se da por seguro que el plan no conseguirá dinamizar el crédito, porque las entidades no darán financiación de forma generalizada hasta que la economía repunte.

Otro de los problemas del plan es la transparencia. El nombre de las entidades que acudan a las pujas se conocerá cuatro meses después, para evitar la desconfianza de los clientes. Pero incluso con ese retraso bancos y cajas temen que su imagen quede muy deteriorada y estudian acudir en bloque al fondo de liquidez del Gobierno para evitar la publicidad negativa, informa Europa Press.