Sábado, 8 de Noviembre de 2008

78-61. La buena defensa del CAI en la segunda parte le dio la vuelta al resultado ante Manresa

EFE ·08/11/2008 - 22:28h

EFE - El base estadounidense del Cai Zaragoza Taurean Green (arriba) trata de anotar ante la oposición de Rodrigo San Miguel, del Ricoh Manresa, durante el partido correspondiente a la séptima jornada de la Liga ACB de baloncesto que ambos equipos han disputado en el pabellón Príncipe Felipe de Zaragoza.

El CAI Zaragoza consiguió su segunda victoria de la temporada en casa en un partido en el que el buen trabajo defensivo de la segunda mitad le dio la vuelta a un encuentro que tenía complicado y que acabó con un marcador impensable a tenor de lo ocurrido en los tres primeros cuartos.

La intensidad puesta tras el descanso por el equipo maño acabó por arrollar a un rival que cuando vio que los propietarios del terreno se alejaban en el marcador comenzó a precipitarse y facilitó con sus errores la gran amplitud de la victoria del equipo aragonés.

El buen inicio de partido del conjunto local (8-2) en los tres primeros minutos de partido se fue diluyendo y permitió al Ricoh darle la vuelta al electrónico en el minuto 7 (14-16) gracias a su mayor acierto en los lanzamientos y en particular en los triples.

Las imprecisiones y los fallos continuos fueron la tónica de un segundo cuarto en el que el nivel de acierto bajó enormemente con respecto a los diez primeros minutos, como demuestra que después de seis minutos el CAI sólo había anotado cinco puntos y el Ricoh dos.

Esto permitió acercarse a los maños a tan sólo dos puntos (25-27), aunque el dominio del equipo catalán bajo canasta le sirvió para llegar al tiempo de descanso con una ligera ventaja (31-35).

El inicio del segundo periodo no hizo cambiar la tendencia del juego y elevó al ventaja visitante hasta los siete puntos (34-41), máxima del partido para el conjunto catalán, al minuto y medio de juego.

Ante el panorama oscuro que se avecinaba el técnico del equipo maño, "Curro" Segura, optó por poner en juego en un doble cambio a la pareja de pivotes formada por el checo Ondrej Starosta y el norteamericano Darren Philip, que consiguieron cerrar por fin el rebote, circunstancia que hizo cambiar la dinámica ya que, gracias a ello, permitió a su equipo correr contrataques y contagiar defensivamente al resto de compañeros.

El CAI Zaragoza le dio la vuelta al partido en el minuto 27 (46-45) y a partir de ahí creyó ciegamente en sus posibilidades de victoria ante un rival que se fue apagando progresivamente y que acabó estrellándose en la defensa local para acabar arrollado.

Ficha técnica:

78 - CAI Zaragoza (20+11+20+27): Lescano (5), Green (10), Quinteros (20), Starosta (5), Lewis (13) -cinco inicial- Phillip (6), Lucas Victoriano (13), Arteaga (4), Sergio Pérez (1), Garcés (-) y Guerra (1).

61 - Ricoh Manresa (25+10+16+10): Jordi Grimau (2), Asselin (16), Bulfoni (13), Guillem Rubio (2), San Miguel (10) -cinco inicial- Javi Rodríguez (3), Diego Sánchez (-), Balmón (2), Alzamora (2), Montáñez (7), Marco (-) e Ibaka (4).

Arbitros: Arteaga, Conde y Castillo. No hubo exclusiones por personales.