Sábado, 8 de Noviembre de 2008

EUiA busca mayor influencia en un Govern más progresista

La marca de IU en Catalunya celebra este fin de semana su V Asamblea Nacional

PAU CORTINA / FERRAN CASAS ·08/11/2008 - 21:02h

MANU FERNÁNDEZ - El Coordinador General de EUiA, Jordi Miralles, pronunció el discurso de apertura de la asamblea.

Esquerra Unida i Alternativa (EUiA), la marca de Izquierda Unida en Catalunya, empezó ayer su quinta asamblea con un objetivo: influir más en la sociedad pero también en la coalición con ICV. Influir para, de esta manera, apuntalar el tripartito y escorarlo de forma más decidida hacia la izquierda. Sobre cómo hacerlo pivotaban ayer los debates de los más de seiscientos delegados que se dieron cita.

"Congeniar la actividad institucional con la praxis política y social" y "estrechar la relación con los movimientos sociales". Con esta receta EUiA quiere volver a la calle para, más allá de su electorado, ampliar la "base social de izquierdas". Por ello, y desde su actual condición de partido de gobierno, la formación echa mano de sus orígenes como "proyecto de articulación de un movimiento político y social para la transformación social, económica y medioambiental".

EUiA, nacida hace diez años después de que el enfrentamiento entre Rafael Ribó (de ICV) y Julio Anguita (IU) hiciera inviable un sólo proyecto de izquierda alternativa en Catalunya, se presentó a dos elecciones en solitario. Fueron las autonómicas de 1999 y las generales de 2000 y no pudo aportar nada a IU en lo institucional. Empezó a hacerlo cuando, de forma más pragmática, se coaligó con ICV, que cojeaba sin sus antiguos compañeros y tenía problemas para marcar perfil ante el PSC.

En un partido cuyo líder, Jordi Miralles, es indiscutido -ayer se confirmó que la suya es la única candidatura a la dirección del partido- el debate congresual se centra en otras cuestiones. Entre ellas, hacer balance de la gestión del gobierno tripartito. En este apartado destaca la oposición de la coalición parlamentaria ICV-EUiA al actual proyecto de Ley de Educación del Govern, rechazo que ayer Miralles subrayó argumentando que el proyecto "no respeta el acuerdo original del Pacte d'Entesa para garantizar una educación pública unitaria". Más contundente, si cabe, estuvo al hablar sobre una hipotética y futura participación de CiU en el gobierno de la Generalitat. Miralles se refirió a la sociovergencia para asegurar que "combatirán social y políticamente" la posibilidad que CiU encuentre espacios de gestión pública. Más tarde, los delegados aprobaron la enmienda que pide revisar la dinámica de pactos nacionales del Govern.

La Asamblea aborda también la relación con su socio de coalición, ICV. Juntos les ha ido bien y han crecido, pero ahora EUiA quiere más reconocimiento institucional. La dirección quiere profundizar más en los mecanismos de coordinación y por eso propone una coalición política que supere la mera alianza electoral.

Otro de los focos de atención de la asamblea pasó ayer por Joan Josep Nuet. El senador y ahora coordinador de la Comisión Unitaria de IU optará a relevar a Gaspar Llamazares, tal y como adelantó ayer Público y confirmó en la asamblea el propio Nuet. Su candidatura -IU tiene futuro- aparece como bisagra necesaria entre los dos sectores históricamente enfrentados en este partido, "gasparistas" y PCE, pero Nuet quiere una candidatura de consenso.