Sábado, 8 de Noviembre de 2008

Casi 10.000 moteros se manifiestan en contra de las medidas de la DGT

La III Manifestación Motera Nacional exige, entre otras cosas, la eliminación de los guardarraíles. Poco antes de la movilización ha muerto un motorista como consecuencia de un choque contra un 'quitamiedos'

 

EFE ·08/11/2008 - 18:05h

 

Unos 10.000 motoristas han recorrido hoy las principales calles de Madrid para pedir a la Administración la eliminación de los guardarraíles, el uso de pinturas antideslizantes en las carreteras, que se arregle el asfalto y la supresión de un nuevo impuesto de matriculación.

Poco antes del inicio de la III Manifestación Motera Nacional ha muerto a pocos kilómetros de Madrid, en la carretera M-625, un motorista, precisamente como consecuencia de un choque contra un "quitamiedos", un elemento contra el que llevan años luchando los convocantes de la marcha, Unidad Motera.

Antes de partir desde el estadio Santiago Bernabéu, los miles de participantes han guardado un minuto de silencio en recuerdo de los más de 500 compañeros fallecidos durante el último año en accidente, y en especial por el motorista fallecido este mediodía.

La comitiva ha salido del estadio hacia la avenida Concha Espina y ha recorrido la calles Príncipe de Vergara, Alcalá, el Paseo de Recoletos y el Paseo de la Castellana. La marcha ha afectado al tráfico en las citadas calles, en las que se ha restringido la circulación.

Seguridad a ritmo de AC/DC

El portavoz de Unidad Motera, Juan Boria, ha lamentado las últimas medidas adoptadas por la Dirección General de Tráfico (DGT) para reducir la siniestralidad, como retrasar la edad para conducir un ciclomotor hasta los 16 años o las nuevas pruebas para conseguir el carné, que a su juicio sólo sirven para encarecerlo y no consiguen que el conductor adquiera la destreza necesaria.

Para Boria, tanto estas acciones como el nuevo impuesto de matriculación de motos -que asciende a 1.500 euros por la compra de un vehículo nuevo- van encaminadas "a dificultar el acceso al mundo de la moto" y a "esconder" la inexistencia de medidas de seguridad.

El colectivo ha reclamado carreteras más seguras

El colectivo ha reclamado, con sus cascos bien alzados y al ritmo de la canción "Thunder Struck" de AC/DC, carreteras más seguras y más facilidades para acceder a los cursos de formación continua.

Boria, coreado por los miles de moteros, ha pedido la dimisión del director de la DGT, Pere Navarro y ha considerado "inaceptables" sus últimas declaraciones, en las que aseguró que el presupuesto para la eliminación de los guardarraíles de las carreteras podría reducirse.

"Sólo con el nuevo impuesto podrían recaudar en un año más de 60 millones de euros, y aún así pretenden reducir los 75 millones de euros que entre los Ministerios de Fomento y del Interior iban a invertir hasta 2012", ha destacado.

"Demostración de fuerza y comportamiento cívico"

Por su parte, Augusto Moreno, de la asociación "Sí a la moto", ha invitado al responsable de la DGT a "probar un guardarraíles, protegido o no protegido, a 28 kilómetros hora" para que vea "cómo corta y cómo descuartiza".

Moreno ha destacado la "solidaridad" de los motoristas ante los accidentados

Además, ha señalado la "solidaridad" que muestran los motoristas habitualmente "socorriendo a los accidentados", y ha ensalzado los beneficios que aportan las motos, como un menor consumo de combustible y mayor fluidez para el tráfico rodado.

Juan Boria ha recordado que, a pesar de que la hora exacta de la convocatoria de la marcha no ha sido confirmada por la Delegación de Gobierno hasta "hace unas horas", ya que no quería que coincidiese con el partido que disputan esta tarde el Real Madrid y el Málaga, el número de participantes "no ha defraudado las expectativas de la organización".

"Aunque no nos han dejado celebrar la manifestación a la hora que queríamos, y a pesar de todas las trabas y zancadillas, hemos venido, como el año pasado, a hacer una demostración de fuerza y de comportamiento cívico", ha concluido el portavoz de Unidad Motera.