Sábado, 8 de Noviembre de 2008

Encontrados los restos de los fusilados enterrados en una fosa en Huelva

Los miembros del equipo que trabaja en la zona se encargarán de identificar y clasificar los restos con la ayuda de un forense

EFE ·08/11/2008 - 15:02h

 

Los restos de las once personas fusiladas durante la Guerra Civil en el cementerio de la localidad onubense de Calañas fueron alcanzados hoy dos horas después de que comenzaran los trabajos para exhumar los cuerpos. En un comunicado, miembros de la organización afirmaron que estos restos son los de once hombres asesinados por el bando nacional el 13 de noviembre de 1937.

Todos eran vecinos del Cerro de Andévalo, que es donde sus familiares tienen el deseo de enterrarlos una vez que hayan sido identificados. A lo largo del día familiares y vecinos de la zona acudieron al lugar de la exhumación para contemplar los trabajos, que se extenderán posiblemente hasta el miércoles.

Entre los asistentes se encontraban Antonia Trigo y Agustín Serrano, octogenarios ambos e hijos de dos de los fusilados, que señalaron que hoy era "un día muy especial" que llevaban esperando más de 70 años.

Cuatro años después

La exhumación se está haciendo cuatro años después de que el vecino de El Cerro Francisco Javier González iniciase los primeros trámites.

González es biznieto de una de las personas enterradas en la fosa, y es uno de los familiares que han acudido al cementerio de Calañas durante la mañana, entre los que estaba Antonia Trigo, una anciana cuyo padre también está enterrado en la fosa.

El sepulturero avisó a la familia de la existencia de la fosa

También están allí los restos del padre de Agustín Serrano, que ha explicado a los periodistas que vive la jornada "emocionado, satisfecho y tranquilo, porque se logra parte de lo que hubiera deseado al principio, pero no habría que haber llegado a estos términos".

Los dos sabían desde siempre de la existencia de la fosa porque el sepulturero del cementerio se lo dijo a la familia poco después de enterrarlos, e inicialmente recorrían en burro los siete kilómetros que separan El Cerro de Calañas para visitar la tumba.

La Asociación ha terminado a las 14:00 horas la primera parte de los trabajos para continuar esta tarde, aunque durarán tres días. Por las noches, la zona donde se encuentren los huesos será precintada y cubierta con plásticos, y se cerrará el cementerio hasta que terminen los trabajos de exhumación por completo.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad