Viernes, 7 de Noviembre de 2008

Estados Unidos niega las acusaciones de Morales sobre la actuación de la DEA en Bolivia

Evo Morales ha acusado a la Agencia Antidrogas de EEUU de haber fomentado y protegido el narcotráfico en Bolivia

EFE ·07/11/2008 - 22:27h

El Departamento de Estado rechazó hoy "categóricamente" las acusaciones del presidente boliviano, Evo Morales, de que el Gobierno de EEUU habría protegido y fomentado el narcotráfico en ese país, y afirmó que son "claramente absurdas".

"Las acusaciones que se han hecho son a todas luces absurdas. Las rechazamos categóricamente", afirmó el portavoz adjunto del Departamento de Estado en su rueda de prensa diaria.

El Gobierno de EEUU "ha tenido durante 35 años una buena cooperación con el Ejecutivo boliviano en materia de operaciones antinarcóticos", agregó Wood. "Si el Gobierno boliviano decide suspender sus relaciones de trabajo con nosotros con respecto a (la lucha) antinarcóticos, eso afectaría al pueblo boliviano", recalcó.

Wood explicó que la administración estadounidense "continuará buscando formas para hacer lo que podamos para luchar contra el narcotráfico en la región".

La acusaciones de Evo

El mandatario boliviano acusó el jueves a la Agencia Antidrogas de EEUU (DEA) de haber fomentado y protegido el narcotráfico en el país, y justificó de nuevo su decisión de suspender las actividades de los agentes antinarcóticos.

Morales dijo que la decisión de expulsar a la DEA de Bolivia fue tomada "por la dignidad del pueblo, porque esa agencia no respetaba a la Policía ni a los mandos militares". La Paz también ha decidido que los bienes y los equipos de la DEA pasen a propiedad del Estado cuando la agencia salga del país.

Las relaciones entre EEUU y Bolivia han empeorado considerablemente en los últimos meses en medio de acusaciones de conspiración y de falta de cooperación en la lucha contra el narcotráfico, que culminaron con la expulsión mutua de sus respectivos embajadores.

EEUU ha incluido a Bolivia en su lista de países que fallaron a la hora de cooperar plenamente en la lucha antidroga, e incluso ha iniciado el proceso para suspender los beneficios arancelarios que ha otorgado a La Paz por esta razón.